Por: Hernán González Rodríguez

Controversias del texto corregido

1. Bloque de constitucionalidad. La idea de incluir las 297 páginas del Acuerdo Final en la Constitución para darles un mayor blindaje jurídico a los guerrilleros de las Farc no se logró, fracasó con el plebiscito. No obstante, las nuevas 310 páginas del texto corregido sí las incluirán en la Constitución por la vía de ser un Acuerdo Especial, supraconstitucional, el cual tornará a Colombia en un país ingobernable, a punto de ser clasificado en el grupo de los países incapaces de superar sus miserias económicas e institucionales.

2. Participación política. Los voceros del No solicitaron que los involucrados en delitos de lesa humanidad no llegara a ocupar de inmediato cargos de elección popular, sino después de haber cumplido su pena. Santos advirtió que esta solicitud no se aceptó. Las insensatas concesiones del texto corregido para el partido político de las Farc: curules, territorio, emisoras, subsidios, protección de sus plantaciones de coca…nos anuncian su tránsito de narcoterroristas, a legisladores y a gobernantes.

3. Carácter definitivo. El Gobierno declaró en forma arrogante y precipitada que el texto corregido en La Habana sin participación de los opositores es la versión final y definitiva. Nada importó lograr la solidez que le brindaría un mayor consenso con una oposición con ánimo de concertación.

4. Refrendación. El constitucionalista Juan Manuel Charry mencionó una sentencia de la Corte Constitucional que ya le confirió competencias al presidente de la República para liderar el orden público “incluso a través de la negociación con grupos armados ilegales, tendiente a lograr acuerdos de paz”. En consecuencia, la refrendación estará a cargo de sus mayorías inconsecuentes en el Congreso. ¡Maravilloso!

5. La JEP será una justicia paralela, cuasiindependiente de la Justicia Ordinaria -JO. Como se recuerda, hasta el fiscal general, señor Néstor Humberto Martínez, solicitó la participación de la JO en la redacción del texto corregido para armonizar competencias entre la JEP y la JO. Poco se logró. Tendremos más instituciones ineptas para entrabar nuestras ya incompetentes instituciones. ¡El caos jurídico!

6. La JEP aceptará tutelas, pero no las revisará la Corte Constitucional. De manera excepcional podrán ser revisadas por la Corte cuando dos magistrados de la JEP y dos de la Corte así lo acuerden.  La Corte podrá precisar la naturaleza de la violación, si acaso existiere, pero le remitirá el fallo a la JEP para que ella dicte una sentencia imposible de anular o de invalidar. ¡Qué belleza, la Corte limitada a elegir y sugerir!

7. Los conflictos de competencia se resolverán por medio de la mayoría simple entre los tres magistrados del Consejo Superior de la Judicatura y los tres de la JEP. En caso de empatar, decide el presidente de la JEP. ¡Absurdo!

8. El narcotráfico y los secuestros siguen figurando, en el texto corregido, como delitos conexos con los delitos políticos. Esto, porque la Sala de Amnistía e Indulto podrá aceptar dicha conexidad cuando se relacione con una conducta dirigida a financiar a las Farc.

En reunión con senadores republicanos en los Estados Unidos, recibió Santos fuertes censuras por haber pasado de 50.000 hectáreas de coca en 2010 da cerca de 200.000 a la fecha. No los convenció Santos cuando les pidió paciencia para aplicar su “nueva su concepción del tema”, consistente en la concertación previa con las comunidades y los cultivadores para fumigar y cambiar la rentabilidad de la coca por la miseria de otras siembras.

9. El presidente Santos afirmó que el funcionamiento de la JEP será de solo 10 años. Pero no es así, tal justicia se podrá aplazar casi indefinidamente.

10. Expropiación de tierras. Tan solo se incluyeron en el texto corregido: respeto a la propiedad privada y a las reglas de expropiación para nada menos que tres millones de hectáreas. El minifundio agrícola, base de la reforma agraria del texto corregido, nos presagia una gran hambruna.

Pregunta final: ¿cuáles fueron las correcciones de fondo para anunciar el nuevo texto?

Buscar columnista