Convertiremos la crisis en oportunidad, repotenciando la economía

Noticias destacadas de Opinión

La pandemia originada por el COVID-19, al igual que aquella acaecida por la gripa española de comienzos del siglo XX, afectó al mundo entero y trajo consigo cambios permanentes a la sociedad. Si bien sus consecuencias en costos económicos y salud pública son aún inciertas, los cambios brindan también nuevas oportunidades y desafíos para construir transformaciones más profundas para el progreso.

Las dificultades de hoy evidencian la urgencia de consolidar un modelo económico para la generación de empleo y el cierre de las brechas sociales en favor de vulnerables, mujeres, informales, jóvenes y población en condición de discapacidad. Un modelo que apunte al crecimiento limpio y a saldar la deuda histórica que tenemos con el campo y la paz. Como lo señaló el presidente, con el plan “Compromiso por Colombia” trabajaremos por lograr estos propósitos.

Este plan incluye inversiones por más de $100 billones, provenientes de recursos públicos, privados y de APPs, para construcción de infraestructura vial, producción minera, generación de energía y conectividad digital de las regiones, que permitirán la creación de un millón de empleos durante la fase de reactivación.

Mediante la aprobación de la Ley de Emprendimiento promoveremos el tránsito hacia la formalidad, el salvamento empresarial y la consolidación de oportunidades en compras públicas y mercados internacionales para las Mipymes, segmento generador del 90% del empleo en el país. Otorgaremos 200 mil subsidios de vivienda, extenderemos el Ingreso Solidario por un año más y daremos opciones para el alivio de las deudas de los productores del campo. En favor del crecimiento limpio, promoveremos la siembra de 180 millones de árboles, la ejecución de las obras del Canal del Dique y la ratificación del Acuerdo de Escazú.

Todas estas acciones, realizadas de la mano del sector privado, sientan las bases de la repotenciación, una visión de futuro con convergencia al cumplimiento de los ODS 2030.

Como resultado, en 2021 esperamos que la economía crezca 6,6% y aspiramos a que se encamine en una senda de crecimiento potencial de 5,5% a 2030. El emprendimiento y la creatividad que caracterizan a los colombianos serán motores fundamentales en el logro de esta meta de crecimiento que aspiramos.

La repotenciación nos permitirá dar un salto productivo y competitivo y, a la vez, adaptarnos a la nueva normalidad. En ese empeño sentaremos las bases para convertir a Colombia en despensa alimentaria internacional, en destino turístico predilecto y potencia bioceánica y bioeconómica. Adicionalmente, reduciremos el déficit habitacional, promoveremos las energías limpias y la minería responsable y transitaremos hacia la industria del siglo XXI y el impulso del sector servicios.

Estos cambios son posibles. Como señalan Jaramillo, Meisel y Ramírez, entre 1930 y 1950, tras la gran depresión, nuestro país experimentó uno de los grandes ‘booms’ de su historia por un incremento promedio de 6% en su producción industrial, una de las tasas mas altas en América Latina.

Los autores destacan que ese cambio fue ocasionado por el accionar del Gobierno, acompañado de la generación de economías de escala, de aprendizaje por medio de la práctica y de la implementación de cambios tecnológicos acelerados.

Entre todos el cambio es posible. ¡Trabajemos por él!

*Vicepresidenta de la República.

Comparte en redes: