Por: Luis Fernando Montoya

Convicción

Los que formamos parte del fútbol colombiano de una u otra manera, estamos altamente preocupados por la situación difícil por la que atraviesa Millonarios, campeón 13 veces de nuestro balompié, por el que han pasado grandes figuras nacionales e internacionales y con una gran afición por toda Colombia.

Es necesario tener grandes sueños y objetivos para alcanzar el éxito, pero un soñador sin resistencia está destinado al fracaso. El deseo es lo único que le proporcionará la resistencia suficiente como para correr su maratón. Ese es el ingrediente que induce a las personas a dedicar sus vidas a un sueño, mantenerse fieles a él y moverse siempre hacia él, sin que les importe lo duro que eso pueda llegar a ser. Esa es la cualidad intangible que ejerce un mayor impacto sobre el éxito, mucho más que el talento, la educación o el coeficiente de inteligencia. El deseo es algo que no se puede ver, pero uno puede sentir su presencia y ver sus resultados en la vida de la gente que ha logrado el éxito.

Todas las personas de verdadero éxito han conocido la magia del deseo. Uno aprende que, al margen de lo que se haga en la vida, los obstáculos no importan demasiado. Es posible que exista dolor o cualquier otra circunstancia, pero si uno quiere un trabajo con la suficiente intensidad, siempre encontrará una forma de hacerlo. “Allí donde hay una voluntad se encuentra un camino”.

Al caer en una crisis, como al salir de ella, requiere espacio, tiempo y creo que esa es la transición por la cual está pasando este gran equipo, pero también es fundamental generar un verdadero compromiso con la superación de la crisis por todos los estamentos involucrados en este proceso.

¿QUÉ HACER?

En lo deportivo: el objetivo inmediato es lograr mantenerse en la categoría A, matemáticamente lo pueden alcanzar siempre y cuando mejoren su nivel mental y futbolístico el grupo de jugadores que conforman el plantel. El profesor Richard Páez, a quien no se le han dado los resultados, tiene la convicción mental como líder del grupo, que lo sacará adelante y esa actitud es un referente básico para el grupo de jugadores.

Jugadores: el grupo tiene una alta responsabilidad para salir de la crisis y comienza por tener plena convicción de que son capaces de salir de ella. Analizando detalladamente la nómina, uno se encuentra con un buen grupo con experiencia y recorrido, y deben ser los primeros en liderar el cambio, entre ellos, Johnatan Estrada, José Maya, Rafael Robayo, Alejandro Cíchero, Ervin González, José Mera, Álex del Castillo, Lionard Pajoy y Yovanny Arrechea. En el arco han encontrado un buen portero como Luis Delgado, quien poco a poco le ha venido dando seguridad al resto de compañeros.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Nacional: aún se puede

Inestabilidad técnica

Bienvenido el fútbol colombiano

Francia, finalista

Balance