Por: J. William Pearl

Corea

Donald Trump es el presidente de los Estados Unidos y le preocupa mucho que Corea del Norte realice pruebas con sus misiles y que estas puedan llegar a territorio americano. Tanto China como Rusia deben estar preocupadas, pues en el momento que se le volteen a Corea del Norte esta les puede lanzar sus misiles sin mayor inconveniente debido a la cercanía. Lo que no puede pensar el mundo es que Trump actuará para defenderlos, es presidente de los Estados Unidos, no de Corea del Sur. ¿Atacará Corea del Norte a Estados Unidos?

La República Popular Democrática de Corea del Norte no tiene nada de democrática, la censura de la prensa es total y la prensa libre no existe. La libertad de conciencia, tampoco y sus habitantes viven en una cápsula del tiempo. Además de no tener el sistema lo más preciado, la libertad física y de conciencia, es decir, si se quieren cambiar de país no pueden y mucho menos opinar. Un sistema que no permite a sus ciudadanos salir es inhumano, sobre todo que el dictador sí lo puede hacer, es decir, las reglas no aplican a todos.

Con una economía planificada y débil, si no fuera por cuanto China y Rusia le compran productos, Corea del Norte estaría sin dinero, pero sobrevive ya que le ayudan. El gasto militar es cercano al 20% del PIB, lo cual demuestra que para Corea del Norte la prioridad no son sus ciudadanos, es su capacidad de atacar y defenderse de los países a los cuales el sistema no les parece correcto y que están dispuestos a enfrentarlo.

El 9 de octubre de 2006, Corea del Norte dijo al mundo que ensayó con éxito la bomba atómica y el 6 de enero de 2007 confirmó que la tenía completamente desarrollada. Un mensaje fuerte para el mundo ya que este país se caracteriza por el mal uso del armamento. No estoy justificando a los Estados Unidos para nada. Un país siempre será el líder y en esta época es Estados Unidos, muy probablemente en 50 años el líder mundial será China y ejercerá su rol, lo cual no es malo, lo malo es usar el poder en beneficio particular y no es justo para el resto del mundo.  

Muy seguramente Corea del Norte no llegue a atacar a los Estados Unidos, no por falta de ganas, muy probablemente ni siquiera lo atacarían cuando sus misiles puedan llegar a territorio americano por simple miedo. La convivencia mundial es un dolor de cabeza para muchos países, las sanciones impuestas a Corea del Norte hace unos días fueron concertadas con China y Rusia, que insisten en defenderla. La democracia, como dije en otra columna, según Churchill, “es el peor de los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes”.  Pero en Corea del Norte su líder piensa otra cosa.

Corea del Norte probablemente atacaría a Estados Unidos única y solamente cuando ya no tenga nada que perder, es por eso que los americanos tienen que medir bien lo que hacen y el mundo tiene que entender que Trump  fue elegido para ser presidente de Estados Unidos, hoy en día  actúa como presidente del mundo para buscar que todos los países sean democráticos, pero no todos lo son y existen otros sistemas diferentes a la democracia, lamentablemente.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

120

Midterms

Conflicto

Cirec

Desafíos