Por: Juan Pablo Ruiz Soto

Crecer sí, pero no así

Estamos en el campamento 4 del Denali, la montaña más alta de Norteamérica, esperando que cesen las nevadas y los fuertes vientos para poder ascender a su cumbre.

De conseguirlo, sería el sexto logro del Proyecto 7 Cumbres Colombia. Los expedicionarios hemos pasado largas horas reunidos en la carpa comedor, sentados sobre el hielo, y derritiendo nieve para hacer agua. Nos sobra el tiempo para conversar, y sólo tenemos dos noticias de Colombia: una sobre la destacable actuación de los ciclistas colombianos en Italia, y otra sobre una segunda ronda electoral entre Zuluaga y Santos.

Un compañero de expedición me preguntó qué compromisos en términos medioambientales esperaría yo de un candidato presidencial para comprometer mi voto a favor suyo. Mis razones para votar por ese candidato serían dos. La primera: que el eje de la política pública no sea maximizar el crecimiento económico en el corto período de su mandato sino sentar las bases para el desarrollo sostenible del país, es decir, entendiendo el crecimiento económico como algo que no se puede desligar del bienestar social y la sostenibilidad ambiental.

No votaría por un candidato que prometa, a toda costa, un rápido crecimiento; votaría por uno que asocie el crecimiento económico a la gestión y conservación de los servicios ecosistémicos y al buen uso de los excedentes generados por la extracción de los recursos naturales no renovables. En segundo término, votaría por un candidato que muestre un manejo transparente de estas rentas que son de propiedad pública, y garantice que esta información sea de dominio público.

En síntesis, estoy a favor del crecimiento económico apoyado en el desarrollo de la agricultura, pero en condiciones de sostenibilidad; apoyado en la minería, pero en una minería de mínimo impacto ambiental y máximo beneficio social; apoyado en el desarrollo de una infraestructura definida según criterios de gestión ambiental del territorio. Gestiones políticas como estas no son imposibles; Chile es un ejemplo cercano.

Al descender del Denali quisiera encontrar una propuesta de gobierno que me permita votar con confianza. Mientras tanto, sigo pensando que lo importante no es crecer rápido, sino que hay que saber crecer.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Ruiz Soto

COP24: clima, política y protestas

Legislación ambiental, no referente ético

Ambiente medio para un clima caliente

El clima alerta a Estados Unidos

Cuencas, aguas y Plan de Desarrollo