Por: Luis Fernando Montoya

Cuadrangulares

“Tienes que aprender las reglas del juego y después jugar mejor que nadie”: Albert Einstein.

Empiezan los cuadrangulares en el fútbol colombiano, luego de una emocionante e irregular etapa de todos contra todos, y ahora se preparan para enfrentar este nuevo reto de lograr un cupo para disputar la final. Este año, los dos mejores ya no tienen el famoso “punto invisible”. Lograron ser cabeza de grupo y entrarán todos en las mismas condiciones. ¿Vale la pena ser uno y dos en estas nuevas circunstancias?

Hay algo en común en los ocho clasificados: todos han sido campeones. Unos más que otros, pero ya conocen esa gloria.

Para destacar, la presencia de cinco técnicos colombianos y tres extranjeros, lo cual muestra una vez más que también hay talento humano calificado en nuestros entrenadores.

Cuadrangular A

Millonarios: hasta el momento es el equipo más sólido en el torneo, con un regreso extraordinario del profesor Jorge Luis Pinto.

América de Cali: ha sabido sortear el mal momento futbolístico que tuvo y la salida de su técnico, siempre a tener en cuenta en esta fase del torneo.

Pasto: es un equipo que viene de menos a más, sacando los resultados necesarios y que con poco ha hecho mucho.

Unión Magdalena: su principal objetivo este año era mantener la categoría, pero lo superó y ahora quiere más objetivos. Es muy fuerte de local. A los visitantes les tocará saber manejar el clima, que a las 3:30 p.m. será muy fuerte.

Cuadrangular B

Es muy parejo por su nivel actual y por su historia. Han sido campeones en Colombia y todos tienen competencia internacional. Las lesiones, las expulsiones, la recuperación mental y física y la nómina jugarán un papel muy importante para su rendimiento futbolístico.

Nacional: debe trabajar para ser más regular y consistente en su juego. Tiene nómina con la cual salir adelante.

Júnior: salieron de un técnico que los tenía clasificados y llega nuevamente Julio Comesaña. Esperamos que suban su nivel futbolístico.

Tolima: el profesor Alberto Gamero ha mostrado que sabe conducir su equipo en estas fases del torneo.

Cali: tiene un gran arquero, Camilo Vargas, que los ha salvado de resultados adversos. Deben ser más colectivos para no depender de individualidades.

Esperemos que estos tres últimos equipos, que tienen doble competencia, no se vean muy afectados por el calendario escogido.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

A recuperar el nivel futbolístico

Bielsa: “juego limpio”

Ajax y Barcelona

Profesionalizar el arbitraje

Familia y fútbol