Por: Tola y Maruja
Contestan

Cuando Tola y Maruja eran sirvientas de Vargas Lleras

Encantadoras viejorras,

Soy un militante de Cambio Radical y apoyo la determinación de nuestra colectividad de voltearse a la oposición y empantanar la JEP y aplicar todas la formas de lucha para subir a la presidencia a nuestro adalid Vargas Lleras, incluyendo coaliciones con elementos subjúdices. Tengo entendido que ustedes le hablan al oído a Germán: ¿es tan malgeniado como lo pintan?

Atentamente,

Salustiano Tapias

 

Querido coscorroadicto,

Por su letra vemos que tiene la vista gorda. Nosotras conocemos a Germán ¡uuuff! desde que nació, y nunca se nos olvida que cuando la comadrona le dio la palmada y Germancito le chantó su buen coscorrón.

Es que Tola y yo fuimos sirvientas en la casa del agüelo de Germán, el presidente Carlos Lleras Restrepo, que era pirringo pero templao y que una noche mandó a los colombianos a la cama a las 8 de la noche...A muchos nos mandó a dormir sin comer.

Fue la noche en que el presidente Lleras le robó las votaciones al general Rojas Pinilla, salvándonos de un segundo mandato del agüelo de Iván y Samuel Moreno, pero dejándonos en manos de Misael Pastrana, que fue pior, aunque menos pior que su retoño Andrés.

Germán era polvorita: se metía al despacho del presidente y se trepaba al escritorio a echar discursos. El agüelo lo soportaba con resinación hasta que el cagoncito le empezaba a dar coscorrones en la venerable calva. Entonces dentraba un escuadrón del ESMAD y desalojaba al nieto.

En navidá Germancito era la sensación de Palacio porque se pedía armar el pesebre, y lo vieran partiendo las casitas en cuatro pa ponelas de Interés Prioritario y entregalas gratis entre los pastores.

Muy goloso de los confites y chucherías, cuando su agüela hacía mermelada Germancito la inaguraba, y no dejaba ni el raspao pa los primos. Va ser político, decía enternecido su taita.

Pero avancemos hasta el Germán hecho y derecho que traicionó al Partido Liberal y apoyó a Uribe y después traicionó a Uribe y apoyó a Santos y ahora traiciona…en fin, Vargas Lleras traiciona hasta a su propio inconciente.

Esta semana nos reunimos la cópula de Cambio Radical pa diseñar la estrategia política con miras a las eleciones del año entrante: ¡Vamos pa la oposición! —tronó Jorge Enrique—. Queliace que nos quiten los puestos. ¡Los principios no se negocian!

¿Principios? —brincó Vargas Lleras—. ¿Cómo así que “principios”? ¿Quién carajos le metió principios a Cambio Radical? Vea pues, no los puede uno dejar solos porque le llenan de principios el partido. Ya mismo los devuelven. ¿Quién los compró? ¿Guardaron la tirita?

Menos mal Rodrigo Lara lo calmó: Fresco, dotor Germán, son unos principios de segunda, que nos dejaron muy baratos en el Directorio Conservador. Ah bueno..., dijo Vargas Lleras más tranquilo. No podemos derrochar en principios cuando hay partidos que funcionan muy bien sin ellos, como el Centro Democrático.

Varón Cotrino propuso que le quitemos la bandera anti JEP a Uribe y la bandera anticorrución a Claudia y la bandera antiguéis a Ordóñez, y Tola y mi persona propusimos hacer coalición con la Fiscalía.

Que pena, no contestamos su pregunta de si Germán es malgeniao… Depende: los días que baja en las encuestas hay que saludalo a la traición… Y usar casco.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

Posdata: Musa Besaile fue uribista y santista. ¿Será lo que llaman un corruto eclético?

Ñapa: Peñalosa dijo que en ocho años podremos nadar en el río Bogotá. ¿Será que Volvo va vender bikinis?

Payola: Con el libro Tola y Maruja sin agüeros gocé más que con el Kamasutra: Esperanza Gómez, actriz porno.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Carta al presidente Santos