Por: Rafael Orduz

¿Cuántos son los desaparecidos?

EL PASADO 15 DE JULIO LA FISCALÍA convocó en Medellín a familiares de 27 personas desaparecidas por las Farc y las Auc para entregarles sus restos.

“Este es un sentimiento raro de alegría, porque por fin la incertidumbre acabó. Tener a un ser querido desaparecido hiere, mata, llena de resentimiento contra los que nos hicieron mal, pero ahora estamos en paz”, dijo el hermano y cuñado de dos de las víctimas, asesinadas hace cinco años. Según la Comisión Nacional de Reparación y Conciliación, se han encontrado 173 restos en fosas en Antioquia, de los cuales 47 han sido plenamente identificados.

La entrega de los restos a las decenas de miles de familiares de los desaparecidos es una condición indispensable en un proceso de reconciliación exitoso.

De acuerdo con la Fiscalía, en todo el país han sido encontradas 1.289 fosas con 1.555 cuerpos. La entidad cree que 509 de los restos son identificables. Sólo 209 han sido entregados a los familiares. La baja tasa de identificación y entrega es frustrante (Fiscalía, consolidado de exhumaciones, julio 16/2008).

Cada semana aparecen más fosas, en parte como resultado de las confesiones de algunos protagonistas. Pero el círculo se repite: sólo una fracción sale del marco de los NN.

En escalofriantes informes (abril 2007), El Tiempo calculaba en 10.000 la cifra de desaparecidos. La Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos los estima en 15 mil. El número podría ser superior. La regla de tres, aceptando el estimativo menor, implicaría que los restos de los últimos desaparecidos se entregarían a los bisnietos de las víctimas.

La iniciativa Benetech, que utiliza la innovación tecnológica para promover el respeto a los DDHH apalancándose en capital humano y recursos empresariales de Sillicon Valley, apoyada por entidades como Microsoft y la Fundación Hewlett, ha hecho cálculos para el departamento de Casanare. Entre 1986 y 2007 se registraron 1.500 desaparecidos de acuerdo con las distintas fuentes oficiales disponibles. No obstante, estima Benetech que hay un subregistro del 40%, lo que elevaría la cifra real a 2.553 (Guzmán, Guberek, Hoover, Ball/Benetech, Los Desaparecidos del Casanare, febrero 2008).

Una extrapolación a todo el país sería tal vez irresponsable, teniendo en cuenta que Casanare cuenta con menos de 350 mil habitantes. ¿Cuál es el número real de desaparecidos en Córdoba y Sucre, Antioquia, Valle, los Santanderes?

Concluye Benetech: “Un análisis de la violencia metodológicamente riguroso y enraizado en la teoría científica puede facilitar el diálogo honesto para mejorar la situación de DDHH en Colombia”.

Dientes a la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, trabajo institucional conjunto y valor para determinar las verdaderas cifras: he ahí retos que deben enfrentarse, antesala del doloroso y necesario trance de hallar, identificar y entregar a sus familias los restos de personas asesinadas por los grupos de la infamia, de uno y otro lado.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Rafael Orduz

Santos: gracias por el respeto y la paz

Asesinatos y desconfianza al tope

Centro descentrado

Gracias, Santos, y voto en blanco