Por: Uriel Ortiz Soto

Cuatrienio de expectativas y esperanzas

El presidente Juan Manuel Santos, en su magistral discurso de posesión, ha mandado a sus gobernados y a la comunidad internacional, mensajes de expectativas y de esperanzas. Indudablemente han sido bien recibidos desde todos los ámbitos sociales, económicos y políticos, por eso, vale la pena destacar varios de ellos:

1º- A sus gobernados: con su posesión simbólica, ante las autoridades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, manda un mensaje claro, para manifestar a Colombia y al mundo, que en su gobierno prevalecerá mayor atención a las poblaciones aborígenes, celosos guardianes, defensores de los recursos naturales y de nuestra identidad, que desde tiempos inmemoriales, luchan silenciosamente por sobrevivir en medio de tantas desigualdades sociales. Víctimas de toda laya de delincuentes  que operando al margen de la Ley, les invaden sus territorios, ultrajando su don más preciado como es el de la naturaleza, atados a los designios milenarios de sus antepasados. Es indudable, que de estas tribus, que son el tesoro natural de nuestra Patria, tenemos mucho por aprender en cuanto al manejo, preservación y conservación de nuestros recursos: agua, tierra, forestación y especies nativas. 

2º- Política Internacional: fuera de sus claros lineamientos de lo que serán las Relaciones Internacionales con todos los gobiernos del mundo, puso mayor énfasis en la crisis Colombo- Venezolana, que venía acrecentándose con mayor fuerza. Sin embargo, con su invitación al diálogo directo con el Presidente Hugo Chávez, ya tenemos los resultados a la vista. Todo parece indicar que el ambiente empieza a serenarse y la visita anunciada, muy seguramente redundará en mutuos beneficios para ambos Países, tan necesitados de normalizar nuestras relaciones especialmente en el campo comercial.

3º- Mensaje para los Campesinos: fue verdaderamente gratificante escuchar sus firmes intenciones para promover programas de desarrollo rural, pero, sobre todo, partiendo de la iniciativa de generar el status campesino, dentro de un marco empresarial.

4º- La erradicación de la Pobreza y generación de empleo: si cumple la promesa de reducir el desempleo existente, en un dígito, es apenas lógico, que la pobreza desaparecerá en igual número de compatriotas que se encuentran desempleados; en los actuales momentos sobrepasan los dos millones quinientos mil.

5º- Lucha contra la corrupción: fue verdaderamente reconfortante escuchar al nuevo mandatario, su entera disposición, para erradicar el principal flagelo que corroe nuestras instituciones en todos sus niveles, como es el de la corrupción, que no da tregua. Por esta razón, son varias las entidades del Estado que se encuentran al borde de desaparecer o ser refinanciadas, puesto que, los delincuentes de cuello blanco incrustados en ellas, las han saqueado inmisericordemente, sin ningún escrúpulo.

6º- Programas de vivienda: se tiene previsto que en el presente gobierno se construirán un millón de viviendas. Es un programa que realmente estimula, puesto que actualmente el 51% de nuestras familias pagan arriendo.

7º- Programa de Seguridad Democrática: según lo expreso y así lo espera el País, será el continuador de los programas de Seguridad Democrática, implementados por el presidente Uribe, y que ha dado magníficos resultados en la lucha contra la subversión, el narcotráfico y la delincuencia común organizada. 

8º- Política de Comercio Exterior: como todos sabemos, en el gobierno del Presidente Uribe, se aprobaron varios TLC, con diferentes países, faltando aún el de mayor expectativa, pero todo indica que los Congresistas Norteamericanos, Demócratas y Republicanos, presentes en la posesión, tienen buena disposición de sacarlo adelante para finales del presente año o muy a principios del próximo.

9º- Su equipo de Gobierno: desde su triunfo en las elecciones del 20 de Junio, empezó a dar parte de sus promesas de campaña, en el sentido de que conformaría un gobierno de unidad nacional, como efectivamente lo hizo. Con mucho acierto fue designando uno a uno de sus colaboradores, hasta conformar un equipo de trabajo que no admite la más mínima crítica desde el punto de vista moral, académico, social o político. Supo nombrar a cada quién en el cargo que le corresponde.

10º- Su gira por el Exterior: hay que admitir que antes de su posesión, tendió los primeros cimientos de lo que va a ser su política exterior, visitó gobiernos de varios países, a los cuales, dio a conocer sus programa y en cada uno de ellos, sembró la semilla de cimentación, que muy seguramente con el correr de los días brotarán sus primeros capullos con resultados positivos.

Esperamos que todas estas expectativas y esperanzas, por lo menos en parte se cumplan, por ahora, como toda pareja de recién casados, el nuevo presidente está en luna de miel con su País y sus gobernados. Buen viento buena mar, doctor Juan Manuel Santos Calderón, que Dios lo bendiga.

[email protected]

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Uriel Ortiz Soto

¡Martirologio infantil en Colombia!

¡Principios y valores antes que represión!

¡Elefantes blancos y obras inconclusas!