Cuatro cartas sobre la Policía

Noticias destacadas de Opinión

Sobre el abuso policial

La principal causa de la agresividad y violencia de la Policía contra el que no es pudiente o derechista es precisamente haberse vuelto derechista desde por ahí 1902.

Lo que más hace falta en toda la Fuerza Pública es quitarle el dizque anticomunismo que inculca que todo lo que sea de izquierda (o no sea de derecha) es enemigo del Estado y no merecería respeto a su integridad.

Y es también por ese derechismo de la Fuerza Pública que decidieron no obedecer a los alcaldes y gobernadores que no sean de derecha.

Entonces la clase de cambio estructural que más se necesita es desconservadurizar a toda la Fuerza Pública.

Gabriel.

Sobre la Policía y su necesidad en los Estados

Todo Estado requiere policía, eso es un hecho real.

Pero otro hecho real es que es necesaria la reestructuración, por el bien institucional y ciudadano.

Elías.

¿Corrupción normalizada en la Policía Nacional?

¿Por qué nadie habla sobre la corrupción en la Policía?

Cada vez que lo paran a uno en un retén de tránsito ya sabemos que no lo dejan ir sin pagar la extorsión de mínimo $100.000. Todos hemos visto cómo extorsionan a los vendedores ambulantes en el centro de Medellín o de Bogotá.

¿Cómo puede tener autoridad un oficial de la Policía si recibe la mitad de la plata que recogen los agentes?

Jorge Enrique.

El discurso de las “manzanas podridas”

Las fuerzas del orden son para eso: imponer orden. Mas los viles asesinatos no imponen orden, muy por el contrario causan temor, miedo, espanto.

El cuento de las manzanas podridas, cuento viejo y mal echado. Es inconcebible que aún esas tales manzanas permanezcan en el costal. Las fuerzas armadas deben ser depuradas y a fondo. Este repetir de acciones criminales no puede seguir.

Manuel José.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

Comparte en redes: