Por: Luis Fernando Montoya

Cúcuta

"El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos", Michael Jordan.

Hace varios meses en la Liga Postobón II de 2012, el Cúcuta Deportivo estaba luchando por no descender de categoría y lo logró. Hoy, luego de un buen trabajo integral, está jugando buenos partidos y consiguiendo resultados importantes para alejarse del tema del descenso y luchar por estar entre los ochos mejores del fútbol colombiano.

Quiero compartir con todos ustedes tres principios del poder mental:

1. Cambia tus pensamientos y tu destino cambiará.
2. Los pensamientos grandes y nobles con los cuales convivas, se convierten en hechos.
3. La solución está en el problema mismo.

Los directivos del conjunto motilón tomaron a finales del año pasado una decisión de alto riesgo, pero con un gran sentido de responsabilidad, al cambiar de mando técnico cerca de jugar los dos partidos para estar en la permanencia de la primera categoría, y contrataron al técnico uruguayo Guillermo Sanguinetti, que logró con su equipo de trabajo y con el compromiso de los jugadores conservar la categoría. Hay momentos en la vida donde debemos asumir riesgos en la toma de decisiones, lo importante es hacerlo de una forma responsable y asumir las consecuencias de las mismas.

Hasta el momento la conducción del equipo por parte del técnico Sanguinetti ha dado buenos resultados, como ser un equipo ordenado en el terreno de juego, que los conocimientos transmitidos a los jugadores son asimilados poco a poco y que el grupo ha recuperado la confianza en su juego y viene consiguiendo buenos resultados de local y de visitante, fortaleciendo los objetivos propuestos.

La nómina conformada para este torneo se caracteriza por tener jugadores de experiencia en el fútbol, la cual muestran en cada partido, y la presencia de futbolistas que están haciendo carrera en el fútbol viene dando su resultado. Otro aspecto es el trabajo mental-motivacional que tiene el equipo, donde la entrega y la solidaridad en el terreno de juego han sido claves para triunfar, para destacar a Luis Estacio, Juan Carlos Quintero, Mateo Figoli y a su goleador Henry Hernández.

La afición del doblemente glorioso merece un reconocimiento especial por el acompañamiento que siempre da al equipo en los momentos de triunfo y en los momentos de la derrota.

Falta camino para alcanzar lo propuesto, pero están trazando bien las estrategias para lograr lo soñado.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Francia, finalista

Balance

Fortaleza, Colombia

Colombia, resiliente

Favoritos