Por: J. William Pearl

Datexco

En la encuesta que realizó Datexco entre el 4 y el 9 de abril y que presentó W Radio aparece como resultado que el presidente Iván Duque presenta un 30% de imagen favorable frente a un 59% de imagen desfavorable, y aun cuando no especifica el resultado, “No sabe/no responde” debe ser de 11%. ¿Qué hace que los números favorables sean tan bajos?

Diferentes factores inciden en los niveles de popularidad de un gobernante, quien para tener números favorables tiene que actuar en el mismo camino que la mayoría de ciudadanos piensan es el adecuado. De lo contrario gastará su capital político en el tiempo; el problema para el presidente es que tiene muy poco margen para gastar.

En 2016 el costo de la guerra ascendió a $7,6 billones por año, es decir, $22.000 millones por día, lo que es una cifra muy alta para un país pobre como Colombia. Esta cifra, sumada a la sensación de inseguridad que se siente en las diferentes ciudades de Colombia, hace naturalmente que la percepción positiva del presidente disminuya. La guerra con el Eln continúa y el costo lo pagan los contribuyentes, además del alto precio de la lucha contra el narcotráfico.

El desmonte del subsidio nacional de energía al estrato tres que el Gobierno presentará al Congreso de la República constituye una gran modificación que tendría el Plan Nacional de Desarrollo. Esto sumado al impuesto de renta, más el impuesto de valorización el cual es municipal. El primero es un impuesto nacional, el último es local, sin tener relación alguna con el Gobierno Nacional. La percepción en las encuestas afecta al presidente, pues los ciudadanos no diferencian entre uno y otro.

El costo aproximado del proceso de paz se estimó en $54 billones en un periodo de diez años; asistieron al Senado Mauricio Cárdenas, quien fungía como ministro de Hacienda, y Simón Gaviria, como director de Planeación Nacional, a defenderlo. Claro, su intención fue buena, pero el costo está siendo muy alto.

Los números positivos del presidente no son altos en parte debido a que los ciudadanos están sintiendo que diferentes factores los están afectando y sobre todo que no perciben que el sacrificio económico se pueda traducir en un mejor país. Nunca pensaron que se volvería a un conflicto armado que los afectara y por otro lado están sintiendo que la economía no despega. El costo de vida es muy alto y todo lo ya mencionado arriba y otras cosas suceden cuando la gran mayoría de ciudadanos no perciben esperanza tanto para ellos mismos ni para los quienes vienen detrás.

Los números favorables en esta encuesta son bajos y el presidente tiene que entender que, a diferencia de su antecesor, tiene muy poco capital político, es decir, no tiene de dónde agarrarse y esto sumado a que los ciudadanos lo perciben como un presidente que se la juega demasiado para que Venezuela regrese a la democracia y no tanto por los asuntos nacionales. Podría en cambio ver los problemas que tanto agobian a los ciudadanos, pues ya se está percibiendo el malestar entre los colombianos por la alta presencia de venezolanos, pues al no tener muchos un permiso de trabajo cobran menos dinero, y esto por supuesto afecta los factores de sus números desfavorables, que están perturbando a Duque.

850725

2019-04-16T01:00:00-05:00

column

2019-04-16T09:30:21-05:00

jrincon_1275

none

Datexco

7

3393

3400

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Justicia

Responsabilidad

Reino Unido

Foro

Perpetua