Por: Cartas de los lectores

De Afridro sobre una columna

A propósito de la columna de César Rodríguez Garavito “Santos: ¿Con Minsalud o con Mincomercio?” (El Espectador, abril 28, 2017):

1. Afidro no ha declarado la guerra a las políticas de promoción de acceso a los medicamentos del ministro de Salud. Son incontables los ejemplos en los que nuestras empresas afiliadas apoyan los distintos programas al respecto. A lo que nos hemos opuesto con energía respaldada en argumentos irrefutables es a que se utilicen de manera infundada las flexibilidades en materia de patentes para lograr reducciones de precios en situaciones donde no está comprometido el interés público.

2. Afidro no ha formulado amenazas veladas de demandas internacionales. En el tema que preocupa a Rodríguez, lo único que hemos hecho es solicitar a la propia Administración la revocatoria de una circular de precios que carece tan absolutamente de fundamento legal, que pasados más de tres meses, aún no han sido capaces de refutar nuestros argumentos. Y, por supuesto, nos hemos reunido y nos seguiremos reuniendo, como lo hace cualquier gremio de manera pública y abierta, con todos los funcionarios que tengan competencias sobre la industria. Rodríguez se sorprenderá al saber que el funcionario con el que más hemos conversado al respecto, siempre de manera amable y franca, es el ministro de Salud.

3. No hemos siquiera contemplado, mucho menos insinuado, la posibilidad de activar los mecanismos de los tratados bilaterales de inversión.

4. Es calumnioso decir que la ministra de Comercio “se alineó con Afidro”. Del decreto recientemente expedido que le preocupa a Rodríguez, jamás he conversado con ella.

5. El Decreto, por lo demás, no “hace imposible” que se vuelva a controlar el precio de un medicamento. Lo que hace, para futuros eventos en que cualquier ministro —no sólo el de Salud— quiera activar el proceso de vulneración autorizada de una patente, es prever un mecanismo de consulta intergubernamental no vinculante. Eso sólo debería preocupar a quienes, ilusamente, creen tener capturada la voluntad del ministro de Salud.

6. El Decreto, que es sobre propiedad intelectual, no sobre salud, estuvo publicado diez días para comentarios de la ciudadanía, término que luego se amplió. El término para escuchar comentarios fue mucho más amplio del que suele utilizarse, por ejemplo, en el Ministerio de Salud.

7. Finalmente, no es cierto que yo haya salido directamente de un cargo público a representar intereses privados: El cargo público que ejercí nunca tuvo que ver con política farmacéutica, y me vinculé a Afidro más de un año después de haber puesto fin a mi carrera en el sector público. No me avergüenza representar con transparencia interés privados, en defensa de principios en los que siempre he creído.

Gustavo Morales Cobo. Presidente ejecutivo, Afidro.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores