De apartamentos y haciendas

Noticias destacadas de Opinión

Sigamos documentando, como lo hemos hecho las dos semanas anteriores, las estrechas relaciones de la familia Uribe Vélez con uno de los clanes narcotraficantes fundadores del Cartel de Medellín.

Álvaro Uribe Vélez fungió como secretario general del Ministerio del Trabajo de 1977 a 1978. Para ese cargo se mudó a Bogotá y compró un apartamento pequeño en el centro la ciudad.

Tal y como lo denunció Cuestión Pública el 18 de mayo de este año, una vez Uribe Vélez salió del cargo, vendió ese departamento ubicado en el edificio El Prado, en la carrera 8ª con calle 38, a un interesante comprador. (Ver El apartamento de soltero).

El señor Israel Humberto Londoño Mejía fue el feliz comprador del acogedor apartamento en el que vivía Uribe Vélez. El señor Londoño Mejía para ese entonces ya estaba casado con Fresia María Ochoa de Londoño.

El nombre de soltera de la señora es Fresia María Ochoa Vásquez, hermana de Juan David, Jorge Luis y Fabio Ochoa Vásquez, socios de Pablo Escobar Gaviria en el Cartel de Medellín.

Tal y como lo reportó Cuestión Pública, la señora Fresia María y su esposo Israel aparecen sorpresivamente en un memorando de la DEA sobre el famoso narcotraficante Jorge Luis Ochoa. (Ver Memorando).

Para la época de la compraventa del apartamento con Uribe Vélez, los Ochoa ya eran famosos por sus negocios con la droga. El 12 de octubre de 1977 había sido arrestada la hermana mayor de Fresia María, Ángela María Ochoa Vásquez, en posesión de kilo y medio de cocaína.

Es decir, el señor Uribe Vélez, famoso por su microgerencia y atención al detalle, no pudo haber esquivado la nimiedad de a quién le estaba vendiendo su primera propiedad en 1979.

Pocos meses después de esa transacción, Uribe Vélez asumió la dirección de la Aeronáutica Civil donde concedió cientos de licencias a aeronaves de narcotraficantes, entre ellas al clan de los Ochoa Vásquez. (Ver Licencias).

Pero no para ahí.

El senador Iván Cepeda documentó en su libro Por las sendas de El Ubérrimo que, en marzo de 1991, Santiago Uribe Vélez fue vecino de las hermanas Ochoa en la hacienda Monte Sagrado Caracolí.

El predio, identificado con la matrícula No. 014-9828, está ubicado en el municipio de Jericó, Antioquia, y tiene una escritura consecutiva que se produjo en la compra de dos terrenos. Uno a nombre del hermano del expresidente Uribe Vélez. Y el otro a nombre de las hermanas Marta Nieves Ochoa de Yepes, María Isabel Ochoa de Londoño, Cristina Ochoa Vásquez y Fresia María Ochoa de Londoño. (Ver Por las sendas de El Ubérrimo).

Ese mismo año, según la matrícula mercantil 224854 de la Cámara de Comercio de Medellín, se estableció la empresa “Londoño Ochoa Hermanos y CIA”, en la que figuran la señora Fresia Ochoa y su esposo Israel Humberto Londoño, la misma persona que le compró el apartamento años atrás al hoy senador Uribe Vélez. (Ver Cuestión Pública).

Una historia de apartamentos y haciendas que demuestra que los Uribe Vélez y los Ochoa Vásquez siempre han sido amigos, vecinos y hasta coligados.

@yohirakerman

akermancolumnista@gmail.com

Le puede interesar:

 

También le puede interesar:

Comparte en redes: