Por: Cartas de los lectores

De la ANDI sobre un editorial

En relación al editorial del viernes 14 de junio, titulado “Conocer más y mejor lo que comemos no hace daño”, la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI se permite precisar los siguientes puntos:

1. Para ofrecerle información completa al consumidor, como industria nos encontramos de acuerdo en la implementación y regulación del Etiquetado Frontal Informativo, que al día de hoy solo se encuentra presente en los alimentos de forma voluntaria gracias a nuestro acuerdo de autorregulación, porque la norma nacional aún no exige de manera obligatoria su uso, como si sucede en otros países del mundo. De allí que hayamos implementado este etiquetado frontal desde 2016 en más de 4.770 referencias de alimentos, el cual provee información con referencia en las porciones efectivamente consumidas, respeta la autonomía y preserva el derecho de elección del consumidor. Además, presenta la cantidad y el aporte a la dieta de una porción del alimento respecto a nutrientes sensibles como grasas, azúcar y sodio. Así como, la cantidad de energía (calorías).

2. Es un error técnico determinar como “alto en” aquellos alimentos que superan de forma individual los límites que han sido establecidos para la dieta total. Por ejemplo, considerar que un alimento como la panela es “alto en azúcar” porque el 10 % de sus calorías provienen de azúcares, satanizaria a este alimento. La OMS ha indicado que este límite del 10 % en azúcares es para la dieta total y no para alimentos en particular, lo mismo aplica para grasas, sodio y calorías.

3. Nuestro llamado es a trabajar en conjunto con el Congreso de la República, las ONG, el Gobierno Nacional, academia, comunidad científica y sociedad civil para construir estrategias que mejoren la alimentación de los colombianos, por eso insistimos que el debate sobre el etiquetado frontal debe hacerse con base a información técnica y científica que respalde cualquier decisión que pueda tener un impacto en la salud pública.

4. En ese sentido, es importante tener en cuenta que existen más de 24 formas diferentes de etiquetado que se están discutiendo en el mundo, tenemos que revisar entre todos los actores (industria, ONG, Congreso, Gobierno, academia, consumidores) el modelo que más se ajuste a las necesidades nutricionales de los colombianos. De ahí, la necesidad de discutir la forma, el tamaño, el color y los tipos de iconos que debería incluir el etiquetado frontal, para que los colombianos puedan tomar decisiones informadas.

5. Así mismo, estamos convencidos que parte del cambio se logra en promover la educación en los consumidores. En esta medida, el etiquetado debe responder a esta premisa, entregando suficiente información al consumidor, para que siempre tome decisiones correctas, informadas y sustentadas al momento de comer.

Camilo Montes Pineda, Director Ejecutivo, Cámara de la Industria de Alimentos, Asociación Nacional de Empresarios de Colombia - ANDI.

Envíe sus cartas a [email protected]

866247

2019-06-17T00:00:53-05:00

column

2019-06-17T00:15:01-05:00

[email protected]

none

De la ANDI sobre un editorial

29

3274

3303

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Antieditorial a algunos editoriales recientes

Mis recuerdos del 2 de septiembre de 1989

Dos cartas y una fe de errores