Por: Columnista DATAiFX

De la inflación y otros demonios

Las familias colombianas se han visto beneficiadas con el destacado comportamiento de la inflación, que acumula a junio un 3,20% anual, cifra que está en línea con el enfriamiento económico mundial.

El beneficio para los hogares es claro, dado que la inflación se observa como un impuesto al ingreso. Este resultado es explicado por el menor ritmo de incrementos en precios de alimentos y combustibles y al adecuado manejo de la política monetaria del Emisor.

Actualmente los agentes no tienen preocupaciones sobre esta variable, lo que se evidencia tanto en las expectativas como en las tasas implícitas del mercado de renta fija. Así, es posible prever una inflación al cierre del año en el rango comprendido entre 2,80% y 3,20%, incluso considerando algunas presiones en precios de energéticos y alimentos, derivados de un recrudecimiento del Niño.

*Analista de Acciones & Valores.

 

Buscar columnista