Por: Felipe Jánica

De los cambios de último momento y sus desafíos

Cuando hay que hacer cambios en las organizaciones, normalmente se generan traumatismos. Éstos no solo implican inversión de tiempo y de dinero sino aumento o cambio significativo en las funciones del equipo de trabajo. Anticiparse a los cambios o hacerlo con tiempo es parte de la audacia inherente en cualquier tomador de cesiones. Si esto funcionara así, entonces las compañías colombianas y latinoamericanas no dejarían todo para el último momento.

Saber interpretar qué es lo urgente y qué es lo importante es quizá la génesis de esa audacia inherente de los administradores. Más allá de tener una visión holística y de organizar o planear los temas de cumplimiento de las organizaciones, es necesario que se cuantifique la inversión en tiempo y dinero que estos cambios conllevan, sobre todo los que son de cumplimiento de leyes y regulaciones. El ejemplo que ya no es tan clásico es la preparación de declaraciones tributarias. Digo que no es tan clásico pues ya existe una cultura más o menos madura en las compañías de cara a este cumplimiento. La principal motivación de las compañías por este cumplimiento es el evitar sanciones.

Sin duda existen otros aspectos en los cuales las compañías aún tienen un largo camino por recorrer. Se trata de obligaciones en materia de reporte financiero. Con la implementación de las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) en Colombia, por ejemplo, muchas compañías cumplieron a regañadientes y en la mayoría de los casos con muchas oportunidades de mejora. Lo común de las discusiones al respecto es que les tocó hacer estos cambios por obligación. La inversión en tiempo y en recursos no sólo económicos sino humanos también fue desafiante. La reflexión al respecto es que se hubiera podido hacer menos traumáticos si los administradores hubieran tomado decisiones con tiempo. Pero como “el hubiera” no existe, la enseñanza es capitalizable para futuros cambios. Mi mensaje acá y para que tomen acciones inmediatas es que ya deberían estar implementando la NIIF 9, 15 y 16. Es bueno que averigüen al respecto.

Es obligación de los tomadores de decisiones no sólo analizar y poner en marcha una planeación estratégica. En ella por su puesto se deben analizar los cambios en materia de cumplimiento de leyes y regulaciones. Si esto es así, es hora que los grandes ejecutivos de las compañías colombianas y latinoamericanas se den cuenta que los temas de cumplimiento pueden afectar su planeación estratégica. Es que cualquier incumplimiento no solamente le genera sanciones ante las entidades de vigilancia y control sino que pierde credibilidad ante sus interesados claves. Entender que este tema no es fácilmente delegable es parte del desafío de los administradores modernos.

Ahora bien, delegar este tipo de cumplimientos en personal idóneo es parte del principio del éxito. Entender las implicancias de los cambios en materia de cumplimiento en las organizaciones es tare esencial de los administradores. Saber rodearse de expertos es quizá la mejor decisión de un administrador. Por lo general los cambios en materia de cumplimiento introducidos por el Gobierno, tienen muchos desafíos y oportunidades. Entenderlos con profundidad es parte de la obligación de los administradores y para ello es necesario contar con asesores que faciliten este entendimiento. No hay consultoría que genere mejor retorno de inversión que aquella que le facilite la toma de decisiones a los administradores.

Así las cosas, la invitación es a los grandes ejecutivos, miembros de juntas directivas, comités de auditoría y órganos equivalentes a que sepan dimensionar las implicancias de los temas de cumplimientos de las compañías deben afrontar. Para ello, es necesario que se rodeen de expertos idóneos que le ayuden a preparar un plan de acción y sobre todo a trasladar ese conocimiento acumulado a sus colaboradores. Con esto no sólo se hace frente a los cambios sino que se capacita, en campo de trabajo a los colaboradores.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Jánica

Nos lo merecemos

Clientes felices

A valorar lo bueno

Tecnología o finanzas

La información es poder