Por: Cartas de los lectores

De Manuelita sobre una columna

En su columna de opinión de julio 12 de 2017 en El Espectador, José Fernando Isaza hace referencia a la compra en 1864 de la hacienda La Manuelita por parte de Santiago Eder a la familia del poeta Jorge Isaacs Ferrer, citando a su biógrafo Fabio Martinez. Según Isaza, la forma como se hizo esta adquisición es ilustrativa del “espíritu agresivo empresarial” de “vieja data” de Manuelita y su fundador Santiago Eder.

Al respecto, me permito hacerle las siguientes precisiones (1)(2)(3)(4)(5):

-- Luego del fallecimiento en 1861 de Jorge Enrique Isaacs, padre de Jorge Isaacs Ferrer, su familia entró en dificultades económicas. La esposa del difunto, Manuela Ferrer Scarpetta, pidió a Pío Rengifo, allegado suyo y padrino del poeta, que adquiriera las haciendas de la familia para pagar a sus acreedores.

-- Pío Rengifo creó entonces una sociedad con Santiago Eder, un joven nacido en el Ducado de Curlandia (hoy Letonia) y graduado como abogado en Estados Unidos, que había llegado recientemente al Valle del Cauca.

-- En representación de la sociedad, Santiago Eder participó en el remate de las haciendas La Rita y La Manuelita en abril de 1864, y obtuvo su adjudicación por parte de un juez de Palmira. Posteriormente, en 1867, Pío Rengifo vendió a Santiago Eder su participación.

-- Dos cartas dirigidas por el poeta Jorge Isaacs Ferrer a Santiago Eder en 1868 y 1869 muestran los buenos términos de su relación con este, donde el poeta le ofrece asesoría en la elaboración de azúcar, y donde lo saluda como “Muy estimado señor” y se despide con “Deseo que en unión de su familia disfrute de salud”.

Posteriormente, Santiago Eder, sus descendientes y administradores lideraron el desarrollo de Manuelita, estableciendo la primera industria a vapor en Colombia en 1901, la primera fábrica de azúcar refinado en el país en 1953, la diversificación a otros renglones de la agroindustria a partir de 1986 y la internacionalización a Perú, Chile y Brasil a partir de 1998.

Desde sus inicios hace 153 años, Manuelita se ha guiado por el propósito empresarial que imprimió su fundador Santiago Eder: generar progreso y bienestar a partir del aprovechamiento racional y sostenible de los recursos naturales, y hacerlo sustentando en la integridad, espíritu pionero, respeto por la gente, austeridad y responsabilidad social.

Harold Eder. Presidente Ingenio Manuelita. Santiago de Cali

 

  1. Luis Carlos Velasco Madriñan, Jorge Isaacs, el caballero de las lágrimas (1942) p.89.
  2. Plazas y Perry, Manuelita, una Industria Centenaria (1964) pp.17-18.
  3. Javier Tafur Gonzalez, Carta al director de El Tiempo (mayo 29, 2012)
  4. Phanor Eder, El Fundador (1959) p.12,.90.
  5. Archivo Histórico Ingenio Manuelita
Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores