Por: Cartas de los lectores

De Minagricultura

He leído con sorpresa y contrariedad, en la sección 'De labios para afuera', del martes 18 de octubre, página 32, una frase extractada de una de las varias declaraciones públicas que he formulado sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos.

Es evidente que la frase fue sacada de contexto para ser utilizada, a renglón seguido, por el autor de la nota en mención, en los muy subjetivos y desapacibles comentarios que confunden a los lectores.

En todos mis pronunciamientos públicos, sobre éste y otros asuntos, he sido claro y coherente, advirtiendo, en el caso que nos ocupa, que algunos subsectores del sector agropecuario, como el lechero y arrocero, deben prepararse adecuadamente, porque no lo están, para enfrentar los retos y desafíos que impone el TLC.

He dicho también que el TLC con nuestro principal socio comercial traerá oportunidades y beneficios a productos como las frutas, verduras y hortalizas y, en general, a la economía del país, y que si nos marginamos de ese tratado otros mercados, como el centroamericano, desplazarán y ocuparán el lugar del colombiano.

Con mis sentimientos de aprecio, ruego tomar atenta nota de estas consideraciones.

Juan Camilo Restrepo Salazar. Ministro de Agricultura.

Cambio climático

Ante las catástrofes que se están padeciendo, debido lamentablemente al cambio climático, este cáncer está destruyendo a nuestro planeta Tierra, por lo tanto debemos actuar para reparar en algo el daño que hemos ocasionado. Colombia, con sus 46 millones de habitantes, puede ayudar a producir carbono. Sembrando como mínimo un árbol cada año, empezaríamos a impedir la producción de altas emisiones de gases de invernadero, construyendo desde ahora un futuro mejor para las nuevas generaciones. Al sembrar un árbol cuando nazca un niño, se estará sembrando vida; al niño se le deberá mostrar el arbolito, enseñarle que debe cuidarlo, decirle qué tarea cumplirá, así iremos haciendo el proceso de que los niños adquieran conciencia ambiental. En las escuelas y colegios se deben fomentar los viveros con árboles nativos de cada región, así poco a poco se irán poblando nuevamente los bosques. El gran problema que se puede presentar es con la locomotora de la minería. La gran responsabilidad para que no se produzcan más emisiones de gases de efecto invernadero, recae sobre los Ministerios de Agricultura, Medio Ambiente y Minas y Energía.

Jaime Moreno García. Ibagué.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

La amistad de Trump y Putin

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores