Por: Harry Sasson

De nuestra tierrita

Esta es una preparación con sabores e ingredientes colombianos.

Colombia es un país de una riqueza gastronómica extrema. Con extensas costas en dos océanos, variadísimos climas, zonas de cultivo en diferentes pisos térmicos, desierto, montaña, páramo, sabana... Tenemos pesca abundante, buena carne vacuna, cerdo magro y de gran calidad, frutas a manos llenas, cereales y tubérculos como en feria. Esto es una realidad.

Pero también lo es que no lo poseemos todo, que el salmón que comemos en nuestro país viene de Chile, que el jamón es preferible con bandera española, que afuera hay más quesos, más mariscos, otro tipo de pesca y de frutas. Y en términos gastronómicos, no es mejor ni peor utilizar ingredientes locales o matizarlos con productos foráneos. Simplemente se debe hacer.

Sin embargo, daré gusto a algunos lectores que se han quejado de que utilice ingredientes extranjeros en las recetas que presento, así que vamos a comenzar una serie de preparaciones utilizando productos locales, que empieza con un típico cocido de cherna, uno de los botines más comunes y más sabrosos en las redes de nuestras costas.

Cocido de cherna con cebolla junca, plátano maduro y coco

Ingredientes para cuatro personas

1 kilo de filete de cherna limpio de espinas y piel o 2 kilos de rodajas de cherna
1 plátano maduro pelado y cortado en cuadros medianos
1 taza de cebolla junca cortada al sesgo
4 tomates chontos maduros pelados y picados con semilla
2 dientes de ajo picados
4 bayas de pimienta dulce
3 cucharadas de cilantro fresco picado
2 cucharadas de aceite
2 tazas de leche de coco
Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Sazone el pescado con sal y pimienta. En una olla con el aceite sofría primero el ajo, luego añada la pimienta dulce, en seguida la cebolla y, finalmente, el tomate. Deje cocinar un poco y agregue el plátano previamente frito en aceite hondo, no muy dorado. Añada el pescado y cubra con la leche de coco. Tape y deje cocinar durante 10 a 20 minutos, según el corte. Para terminar, rectifique la sal, agregue el cilantro picado y sirva.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá