Por: Mario Morales
El país de las maravillas

De resaca en resaca

Son expertos en cocteles que inducen a la rabia. Una fórmula repetida, cada vez menos eficiente, como sus ingredientes. Una porción de arrogancia, una mezcla de mentiras con sabor a falsos dilemas, añada el tonito “sacapiedras” y agite con juego de roles de personajes que se narran desde la antipatía.

El resultado es trago indigerible servido en la copa de las venganzas que enajena temporalmente a quien lo prueba, lo lleva a la intolerancia y envalentonamiento, y que siempre termina con guayabo en forma de patraseada.

No bien cuaja un eventual primer acuerdo entre Gobierno y promotores del paro nacional, los saboteadores del diálogo le apuestan a la provocación por interpuestas personas, impugnándoles a las manifestaciones características superlativas, que solo ellos en su megalomanía imaginaron, como el derrocamiento o la toma del poder.

Pero en el colmo de la incoherencia quieren minimizar el número de marchantes mal contando 300.000; si fuera cierto no ameritaría tanta inquietud. Esa cifra la alcanzó solo la protesta alrededor de la Plaza de Bolívar el 21 de noviembre. Ahí están los registros audiovisuales dentro y fuera del país.

Como no es discusión de argumentos sino de posverdades, aluden a una presunta mayoría de quienes no marcharon, e ignoran a quienes querían, pero no pudieron por razones laborales, pero especialmente por miedo. Lo grave es que el presidente y la mininterior caigan o patrocinen la artimaña, olvidando lo que repiten en cada crisis: que no gobiernan para su partido o electores, sino para todos los colombianos.

Sobran pues etiquetas como esa de #NoPudieron en momentos de efervescencia, más allá de los frutos que rinden a quienes viven de división y odio, porque exacerban las razones y diatribas en las próximas marchas, junto al ridículo de voces deslegitimadas como la de Andrés Pastrana.

Este malestar generacional no se controla a punto de cocteles desabridos. Sobre todo en esta hora infeliz en la que todo viene mezclado con condiciones que van a terminar en otros reversazos vergonzantes como el de la tal reforma tributaria. De resaca en resaca.

@marioemorales y www.mariomorales.info

894036

2019-12-04T00:00:30-05:00

column

2019-12-04T02:12:36-05:00

[email protected]

none

De resaca en resaca

19

2410

2429

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Vuelve y juega

Dulces, terror y máscaras

Nadie nos lo quita

El año en el que nos devolvimos

Personajes y antipersonajes del año