Por: Iván Mejía Álvarez

Declaración de intenciones

Leonel ya marcó las primeras distancias con su antecesor en el cargo.

Su primera convocatoria como técnico oficial de la selección muestra una tendencia a priorizar los elementos de ataque, a llevar los jugadores boom del momento, y cierta línea populista para dejar contentos a unos y otros, que nadie pueda decir que falta zutanito o menganito.

Es la primera lista hecha por él, con su gusto y sus preferencias, porque aquella que fue citada para los amistosos en Estados Unidos tenía la marca de continuidad del ciclo Gómez. Y este listado permite identificar lo que será el estilo de Leonel en la selección: mucho más agresivo y ofensivo que Gómez, con más elementos en el ataque.

Todo eso parece sonar muy bien a los oídos de quienes juzgan que en el fútbol lo único que vale es la ofensiva. Empero, a quienes pensamos que el fútbol no solamente es ir al frente sino cuidar la retaguardia, y que en los partidos es más importante mantener el arco en cero como condición elemental, la nómina luce desproporcionada en fuegos artificiales e insustanciosa en la mitad del campo. El grupo convocado para el partido de visitante en la capital boliviana más parece el equipo ideal para jugar en Barranquilla.

Es válida la llegada de Róbinson Zapata. Tiene recorrido, trayectoria y pasa por un buen momento en el Pereira. Atribuir su convocatoria a la presencia de Comesaña es hilar demasiado delgadito. A pesar de su actual falta de fútbol, suplente y con muy pocos minutos en la cancha, Yepes sigue siendo inamovible. Pensar en Mosquera como titular en La Paz resulta válido por el tema altura, que el defensor del América maneja mucho mejor que los otros tres centrales convocados.

En cambio, sólo hay un volante neto de marca, Carlos Sánchez, pues Guarín, Aguilar y Chará son mixtos con ida y vuelta. Resulta extraña la ausencia de Bolívar y mejor es no pensar que sean retaliaciones contra Camargo y el Tolima. El mal momento de Guarín y el peor de Aguilar son muy preocupantes a escasos 10 días del partido inaugural. Faltaron dos volantes internos.

De ahí para adelante hay para todos los gustos. Volantes externos como Dorlan-Adrián-Dayro-James, para todas las combinaciones. Y si quiere ataque pues la nómina ofrece tres, Jackson-Teo y Falcao, cuando con dos se cubre bien el puesto.

En esto de gustos y preferencias cada quien es dueño de su verdad. Esta es la nómina de Leonel, abierta y generosa en piezas ofensivas, reducidita en marca del mediocampo, desequilibrada en algunos posiciones.

Esta es la primera de Leonel y es un aviso de intenciones. Piensa y actúa diferente a Gómez y lo quiere demostrar atacando más. Ojalá no pierda la memoria táctica defensiva, que era lo mejor que tenía el equipo de Hernán Darío.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez