Dejen quietos los monumentos

Noticias destacadas de Opinión

“Yo era un niño observador y me di cuenta de que uno de los monumentos estaba cubierto con telas negras”, relata Winston Churchill sobre el paseo que diera con su padre por la Plaza de la Concordia en París en 1883. El progenitor le contestó: “Son los monumentos de provincias francesas. Durante la última guerra, los alemanes le quitaron dos a Francia: Alsacia y Lorena. Los galos están muy afligidos y esperan recuperarlas algún día”. Winston, de nueve años, atinó a responder: “Espero que las recuperen”. Luego de muchas disputas bélicas, esta región volvió a Francia en 1918 cuando Churchill era el ministro de Municiones británico. Su relación con Francia nació por unas estatuas recubiertas y oscuras que viera de niño.

En las últimas semanas “un fantasma recorre el mundo”: la venganza contra la historia. Vemos todos los días acciones contra imágenes de cobre que son asediadas hasta tumbarlas con odio por parte de quienes quisieran que cobraran vida para “asesinar” unos escombros. Creen que es una forma respetable de recobrar la memoria, pero lamento decirles a los animosos tumbadores de la historia que así no se reescribe la recordación.

Días antes de salir de la Presidencia, Juan Manuel Santos reivindicó una lucha de un grupo de historiadores y activistas de la causa afrocolombiana, quienes con justa razón pedían el sitio en la Casa de Nariño para el único presidente negro de nuestra nación: el caribeño Juan José Nieto. Nunca hicieron manifestaciones violentas. Recurrieron a la historiografía y los hechos para alcanzar la recuperación de una evidente falta de memoria por parte de quienes por cualquier razón se saltaron esta viva y necesaria página de la historia de Colombia. Estos cultivadores de la memoria negra tuvieron una mejor estrategia. Ver el retrato de Nieto en las paredes del palacio presidencial para mí es una reivindicación que se come con el plato frío de la historia.

El pasado 4 de julio los estadounidenses conmemoraron los 244 años de su independencia. El presidente Donald Trump escogió para esa fecha el Monte Rushmore (Dakota del Sur), donde desde 1941 están moldeadas en roca las imágenes de cuatro expresidentes de ese país: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln. Los registros de los medios de comunicación de la visita alegórica (¿electoral?) de Trump serán motivo de mucho estudio a posteriori porque el evento lo hizo en un territorio que según documentos reales pertenece a los indios lakota de la tribu sioux quienes, a 27 kilómetros del sitio donde Trump celebraba a su estilo, tienen un enorme monumento inacabado a Caballo Loco, el líder de la tribu que enfrentó al gobierno norteamericano por la propiedad de esas colinas.

Ver caídas las esfinges de Cristóbal Colón y de san Junípero Serra, quien con sus misiones vertebró lo que hoy se conoce como California, desdice mucho de la campaña contra esa memoria. La galería de figuras emblemáticas de los estados de la Unión americana son Serra y Ronald Reagan, padre del neoliberalismo, las caras californianas que reposan en Washington. ¿Con tanto revisionismo gringo cuál de los dos debería caer primero?

La historia la manipulan, como lo ha hecho el chavismo con Simón Bolívar. Los peronistas, con la figura radiante y pétrea de Evita Perón. En Cali ya hay ideas de tumbar a Sebastián de Belalcázar. Mientras tanto, el mundo de los historiadores sigue especulando acerca de por qué el primer presidente de los Estados Unidos, luego de dar la batalla independentista, tenía 317 esclavos en sus plantaciones o por qué Thomas Jefferson tuvo hijos con una joven esclava negra. Incluso, cuestionan la invitación de Theodore Roosevelt a un negro en 1901 para cenar por primera vez en la Casa Blanca y la razón del asesinato de Lincoln, quien salvó la unidad de ese país.

Fidel Castro pidió prohibir que luego de su muerte hubiera monumentos con su imagen. ¿Así la historia lo absolverá?

@pedroviverost

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.