Por: Cartas de los lectores

Del DANE sobre una columna

Del DANE sobre una columna

La columna “La descuadernada” de Salomón Kalmanovitz (ElEspectador, 05/12/16) termina con una discreta invitación a “discutir sobre la independencia que debe tener el ente que elabora la estadística nacional”. Este llamado que hace el columnista me motiva a entregar un contexto técnico y científico con el cual me permito explicar por qué dicha discusión no tiene lugar.

El DANE tiene 63 años desarrollando la labor de producir y difundir estadísticas relevantes, oportunas y de calidad. Desde mediados de los 70 el DANE realiza las mediciones de mercado laboral.

Actualmente, las cifras de empleo publicadas mensualmente por el DANE tienen como fuente una de las investigaciones más antiguas y estadísticamente robustas, La Gran Encuesta Integrada de Hogares-GEIH. La GEIH es una encuesta que se realiza de manera continua visitando alrededor de 250.000 hogares al año, y a través de la cual el DANE entrevista directamente (es decir presencialmente) casi un millón de personas en más de 450 municipios del país. Esta muestra permite caracterizar el mercado laboral en el total nacional, en las cabeceras, centros poblados y áreas rurales dispersas, así como 24 ciudades y áreas metropolitanas, y ocho capitales de los nuevos departamentos.

A su vez, la GEIH cumple estrictamente con las resoluciones y recomendaciones que emanan de las Conferencias Internacionales de Estadísticas del Trabajo (CIET) de la OIT, de manera que la construcción de los conceptos, definiciones e indicadores de empleo del país se adoptan de estas resoluciones, asegurando así un sustento teórico y temático que los hacen comparables internacionalmente. Adicionalmente, se aplica un estricto protocolo sobre comités internos y externos para garantizar la consistencia de la información.

Me llama la atención que un excodirector del Banco de la República se exprese con extrañeza sobre la disminución en la tasa de desempleo, teniendo conocimiento del crecimiento que han tenido algunos de los sectores intensivos en mano de obra como la construcción (con un crecimiento de edificaciones del 11 %), del crecimiento de los servicios de intermediación financiera con 7,2 %. ¿Cómo podrían crecer cultivos como el arroz o el maíz por encima del 20 %, o sectores como horticultura y leguminosas que crecen por encima del 10 %, sin crecimiento de la mano de obra? Incluso, la industria manufacturera muestra variaciones positivas de crecimiento que coinciden con la recuperación que también se evidencia en la GEIH con un crecimiento del 2 %.

De esta forma, teniendo en cuenta la robustez de la GEIH como instrumento de medición, la adopción de estándares estrictos internacionalmente avalados y las múltiples dinámicas a las que responde el mercado laboral, se puede constatar sin lugar a duda que el DANE realiza la publicación de las estadísticas de mercado laboral de forma técnica, científica y objetiva.

Lo anterior se corrobora con lo que dictaminó la OCDE en sus principales hallazgos sobre el sistema estadístico de Colombia, al establecer que las estadísticas en el país están basadas en un sistema sólido, liderado por una entidad profesional nacional: el Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Tan es así, que la información generada por el DANE se encuentra en las bases de datos de la OCDE.

Mauricio Perfetti, director del DANE.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores