Por: Cartas de los lectores

Del gobernador del Cauca

Del gobernador del Cauca

El Cauca es un territorio que hoy goza de nuevas posibilidades sociales, económicas, competitivas, culturales y en general de desarrollo integral; esto, gracias a un contexto menos violento en el marco del proceso de paz firmado con las Farc, que ha permitido que nuestros esfuerzos de gestión e inversión se centren en proyectos agrícolas, turísticos, de infraestructura, innovación y demás, creando el ambiente para un Cauca Posible, sin perder de vista los retos que persisten y que atacamos con decisión.

El conflicto inhibió por completo la proyección de nuestra economía. Pero hoy la misma se levanta con productos tan importantes como el café, que es el mayor dinamizador de la economía campesina y de la economía en general del departamento, poniendo al Cauca en el nuevo mapa cafetero del país. Las más de 93 mil familias en 30 municipios son la muestra de que el Cauca es tierra de esperanza. Por ello hoy decimos NO más a los violentos y SÍ a la construcción de territorios de paz a partir de procesos de innovación social y desarrollo integral.

El Cauca se transforma cada día. Por eso es válido preguntar: ¿Dónde estaba nuestro Cauca hace seis o 60 años? No podemos dejarnos vencer por la amnesia o permitir que se generen percepciones de frustración. Las cifras son contundentes: durante 2017 se redujeron en 99 % los atentados, combates, enfrentamientos y hostigamientos; pasamos de tener más de 3.000 atentados terroristas en el año 2012 a 13 en el 2017. Además, las víctimas de secuestro y desaparición forzada en el marco del conflicto disminuyeron en 98 % y los desplazamientos forzados, según informe de la Unidad de Víctimas, descendieron en 94 %.

Asumimos los conflictos del posconflicto como un reto, es nuestra nueva agenda, invitando a la sociedad a denunciar a los que insisten en delinquir atraídos por las economías ilegales de narcotráfico y minería. Somos críticos y demandantes de un plan de sustitución más eficaz como el cimiento principal de una paz estable y duradera; nunca pensamos que iba a ser fácil, y siempre supimos que la tarea más difícil era en asumir los nuevos paradigmas. Construir un territorio de paz es la meta, es la misión de todos. Que los violentos sepan que hay una sociedad que no los aceptará, que los confronta y que no les dará posibilidades de crecer, es el nuevo "chip", no podemos devolvernos.

Desde el gobierno departamental entendemos y asumimos nuestro rol de articular, de tener contacto directo, de dialogar permanentemente con comunidades étnicas y campesinas, empresarios, educadores, todas las fuerzas vivas, a hablarle al país, aquí está el Cauca, reconociendo avances, pero demandando terminar la tarea. En la agenda del Gobierno nacional, tanto del que cierra período como del que vendrá, no se podrá hablar de convivencia y seguridad sin mirar a nuestro departamento como una prioridad, como un territorio de inversión y de atención.

Es absurdo sugerir que estamos peor que antes; habrá violencia residual en un periodo de restablecimiento, como en cualquier región del mundo que haya adoptado un proceso de paz. Hay actos criminales, que nos duelen, pero la mayor acción para afrontar esta situación es alejar ese negativismo y fatalidad con que algunos enfocan nuestra región. Nunca ocultaremos nuestros problemas y daremos todo por mostrar las bondades de un departamento, hermoso por naturaleza, que invita y enamora, de gente buena, humilde y trabajadora, que tiene un objetivo común: construir un Cauca Territorio de Paz.

Óscar Rodrigo Campo Hurtado. Gobernador del Cauca.

Envíe sus cartas a [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Personaje tóxico

Dos cartas de los lectores

¿Quién está detrás de la marcha estudiantil?