Por: Julio Carrizosa Umaña

Denuncias y propuestas ambientalistas

En cuatro reuniones de la semana pasada los ambientalistas denunciaron graves situaciones y también propusieron soluciones. En la celebración de los 80 años de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales Germán Poveda uno de sus miembros y asesor del IPCC insistió en que, al contrario de lo que dicen algunos colombianos importantes, el quinto reporte de esa institución internacional confirma que debemos esperar aumentos de aproximadamente dos grados en la temperatura media, aumentos de la precipitación en las zonas húmedas y disminuciones de la lluvia en las zonas secas.

En la reunión que celebró los primeros cinco años de la segunda época de la revista del Instituto Sinchi, Colombia Amazónica, que dirige Ernesto Guhl, el tema fue la cooperación en la esfera del agua en la alta Amazonía y allí el mismo Poveda, Carlos Rodríguez de Tropembos, Luis Germán Naranjo de la WWF, Álvaro Pardo de la Corporación Punto Medio y Guillermo Rueda del Sinchi plantearon los numerosos y paradójicos problemas de manejo del agua en un ecosistema húmedo como es el amazónico. En el Segundo Encuentro por el Agua, convocado por ISAGEN y El Espectador, Cecilia López, Clara López y Eduardo Verano aportaron soluciones políticas a los problemas de manejo del recurso hídrico planteados desde las comunidades y desde la academia.

En esas tres reuniones surgió el tema minero cuando se analizaba la situación del agua; no solo el caso de SanTurbán sino también los de los ríos Dagua y Cauca son muestras claras de las fuertes interrelaciones entre los recursos hídricos y los minerales. En una cuarta reunión, organizada por la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Central se analizó desde puntos de vista opuestos el tema de la minería y la sostenibilidad ambiental y uno de los líderes del movimiento cívico santandereano explico que se trataba de defender la vida, no de acabar con la minería.

Para Germán Poveda Colombia debe responder a la crisis del agua haciendo todo lo posible para detener o, por lo menos, menguar los procesos de deforestación y es necesario que el país lidere un proyecto para que los países localizados en la cuenca alta del Amazonas investiguen en detalle los cambios a que nos vemos abocados.

Esperamos que el Ministerio del Ambiente y el Desarrollo Sostenible tome nota de los aportes que se hacen en estas y otras reuniones ambientalistas realizadas durante este año y actúe en consecuencia.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Julio Carrizosa Umaña

Problemas y oportunidades en el Censo

Complejidades y simplicidades en el fracking

Hacia una sociedad más compleja II

La complejidad de la violencia

La complejidad de la verdad