“Haremos cercos epidemiológicos en algunos barrios de Cartagena”, Duque sobre la COVID-19

hace 3 horas
Por: Jaime Arocha

Derechización continental

El 18 de abril, la Escuela de Género de la Universidad Nacional denunció cómo la profesora Rita Laura Segato fue censurada por la conferencia Feminismo Decolonial ofrecida en la Universidad Católica de Minas Gerais.

El comunicado habla del fundamentalismo católico en auge, el cual sólo acepta un “orden natural” de género que no sólo rechaza su índole cultural e histórica, sino que formula propuestas legislativas para prohibir la enseñanza de lo que deforma con la denominación de “ideología de género”. Es muy probable que ese panorama también amenace otros logros debidos a las políticas del Partido de los Trabajadores, incluyendo la ley de cuotas para que el sistema estatal de educación superior incluya a los discriminados de siempre, estudiantes de ascendencia africana e indígena. El cambio comenzó en 2003 en la Universidad de Brasilia, y hoy se ha ampliado a casi la totalidad del país.

La implementación de una reforma educativa a partir de un compromiso estatal decidido con pedagogías sobre la persistencia de las memorias africanas y los aportes de la gente negra a la formación nacional brasileña. Los libros y materiales pedagógicos que soportan este propósito son de óptima calidad y se apoyan en investigaciones comparativas que dan cuenta de desarrollos contemporáneos.

El fortalecimiento del movimiento quilombola o cimarrón, el cual ya involucra áreas urbanas de Río de Janeiro. En la misma ciudad avanza la arqueología de la trata y la formación de los primeros asentamientos de la gente africana, incluyendo Porto Novo, el cual recibió el número de cautivos y cautivas de África más elevado en las Américas, así como el Museo de Novos Pretos, con vestigios de personas muertas cerca de donde realizaron sus trabajos forzados, además de restos de las vajillas que emplearon y hasta los cepillos con los cuales peinaron sus cabellos.

La inclusión dentro del sistema universitario de los conocimientos de los pueblos afrobrasileños e indígenas: en 2010, José Jorge de Carvalho inauguró un programa de estudios culturales que vinculó como profesores universitarios a chamanes indígenas, parteras, médicos raiceros y oficiantes de la religión afrobrasileña del candomblé —madres y padres de santo—.

Sin embargo, desde 2010 crecen la reacciones. Otros fundamentalistas, como los evangélicos, demonizan al candomble; persiguen a madres y padres de santo, y destruyen imágenes y sitios de culto. La abominación por los nuevos reconocimiento territoriales hace parte de esta derechización que crece y se fortalece con la actual crisis política. En Colombia, paralelos como los del procurador Ordóñez toman forma con la violación de la territorialidad de las comunidades negras del bajo Atrato por parte de ganaderos y cultivadores de palma, según el especial que acaba de publicar El Espectador (http://goo.gl/oUQWFq). Ojalá este horizonte no incluya asesinatos como el de Jesús Adilio Mosquera Palacios, representante legal del Consejo Comunitario del Real de Tananadó, denunciado el 14 de abril por el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato, COCOMACIA.

* Miembro fundador, Grupo de Estudios Afrocolombianos Universidad Nacional

629019

2016-04-25T21:02:20-05:00

column

2016-04-25T21:15:27-05:00

none

Derechización continental

26

3334

3360

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jaime Arocha

Emotividad insondable

Solidaridades confinadas

Asepsia gestual

Degüello en el Baudó

Acosovirus