Por: Nicolás Rodríguez

Desfile de guerra

Los desfiles militares del 20 de julio son una buena oportunidad para leer el guion con el que los militares pretenden dirigirse al país. Al margen de la puesta en escena puramente bélica y viril de los que marchan armados, también desfilan una serie de narrativas, muchas veces contradictorias. Tres imágenes del último 20 de julio llaman la atención.

Un perro herido por una mina antipersona fue utilizado como argumento. El mensaje fue quizá demasiado explícito. Suscitar empatía a partir de la sola imagen de un militar igualmente herido por una mina ya no es suficiente. La figura del perro transmite emociones que refuerzan la idea de una violencia cruel y sin sentido.

Las mujeres que desfilan con plumas en la cabeza en referencia a los pueblos indígenas difícilmente pasan desapercibidas. En el mejor de los casos, algunas de las mujeres tendrán alguna conexión real con algún grupo indígena. En el peor, las plumas son un irrespeto a lo que podría tener en otro contexto un rol sagrado o una utilidad ritual. De cualquier manera, la familia que es la patria y en nombre de la cual ocurren todas estas teatralidades no es propiamente incluyente con los pueblos indígenas. Tampoco lo ha sido la guerra.

Ya después del perro, usar niños no sería un problema. Como es costumbre en los días de saludo a la patria, un niño disfrazado de Rambo desfiló con un arma más grande que él. Es el futuro soldado y probablemente el hijo orgulloso de un militar. Lo que podría ser un guiño a la movilidad ascendente en las milicias o una crítica al servicio militar obligatorio pasa primero por una oda a la guerra.

Queda la sensación de que la narrativa que nos propuso el último 20 de julio no es la de un país que firmó un acuerdo de paz. Con todo y sus nuevos personajes (el perro va en silla de ruedas), el relato sigue siendo el de la guerra.

872961

2019-07-26T15:23:36-05:00

column

2019-07-26T16:25:52-05:00

[email protected]

none

Desfile de guerra

17

1947

1964

1

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Memorias cómplices

Una bala perdida

Plan 002811

Los modales de Duque