Por: Óscar Alarcón
Macrolingotes

Designado y ministro delegatario

Por estos días se recordó que hace 50 años el presidente Carlos Lleras Restrepo viajó al exterior y dejó encargado al designado Julio César Turbay Ayala. Como se acostumbraba en esa época, quien asumía el cargo, por ausencia del titular, se posesionaba en el Congreso, se le imponía la banda, había discursos, organizaba fiesta, despachaba y pocos días después volvía a entregar el cargo al presidente titular cuando regresaba al país, tras haber cumplido su misión en el exterior. En la práctica había dos presidentes, uno (el encargado) haciendo funciones domésticas en el país y otro en el exterior (el titular), actuando como jefe del Estado y de las relaciones exteriores.

Eso desapareció (afortunadamente) con el Acto Legislativo 1 de 1977, que creó la figura del ministro delegatario, encargado de las funciones domésticas cuando el presidente viaja al exterior en cumplimiento de sus funciones constitucionales. Ello se mantuvo en la Constitución del 91 y aún persiste.

Coincidencialmente, cuando se recordaban los 50 años del viaje de Lleras y del encargo de Turbay, el presidente Duque alzó vuelo a Europa y dejó como ministra delegataria a Nancy Patricia Gutiérrez. Viajó a Londres a visitar a la primera ministra, Theresa May, en vísperas de dejar el cargo, y también se entrevistó con el príncipe Carlos quien, todo hace indicar, jamás será rey porque la longevidad de la reina Isabel la mantendrá con corona por varios años más. También nuestro mandatario estuvo en la OIT para asegurar que el desempleo va a disminuir, cuando la inmigración venezolana amenaza lo contrario.

Mientras tanto, durante su ausencia, el llano en llamas (como diría Rulfo), la anticorrupción embolatada y el presidente eterno (quien no tiene ministro delegatario, sino designado) proponiendo primas, referendos y reformas a la justicia, con constituyente incluida.

¿Para qué regresa cuando su ausencia no se nota?

867583

2019-06-25T00:00:22-05:00

column

2019-06-25T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Designado y ministro delegatario

32

2012

2044

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

El presidente Barco

Los mamadores de gallo

La Filarmónica de Berlín

Los retos de Duque

La terna para fiscal