Por: Rafael Orduz

¿Desnarcotizada Colombia?

Con orgullo proclamó el DANE que Colombia se está desnarcotizando (oct. 18/11).

Para ello presentó datos del último informe de las Naciones Unidas, según el cual el área de cultivos de hoja de coca pasó de 163 mil ha. en el año 2000 a 62 mil en el 2010. Varios comentarios:

1. Después de la heroína, la cocaína es, para NU, la droga de más graves consecuencias, tanto para la salud del consumidor como por la violencia asociada a su producción y distribución. Si uno de los propósitos básicos de la política antinarcóticos era la reducción radical del consumo mundial, los datos dan cuenta del estruendoso fracaso: 14 millones de consumidores de cocaína al finalizar el siglo pasado; en 2010, 15,6 millones, que la consumen más barata (Informes 2001 y 2010, NU).

2. Colombia ha sido y es actor fundamental en la oferta. El potencial de producción de cocaína colombiana pura está, en la actualidad, entre 350 y 400 toneladas métricas. Según NU, las mediciones del Gobierno de los EE.UU. arrojaban, en el 2000, una capacidad de producción de 580 ton. métricas. Querría decir que la capacidad ha disminuido en 35%. Que, sobre la base de una capacidad mundial de unas 800 ton. métricas, Colombia “sólo” representa entre el 43% y el 50% de aquélla: es el primer productor mundial.

3. Un detalle que el DANE no menciona: los campesinos cultivadores solían producir la base de coca una vez finalizada la cosecha de la hoja, in situ, que vendían a los intermediarios. Con ello derivaban más ingreso. No obstante, los nefastos y globales traficantes percibieron que la calidad del producto iba cayendo. Así, mientras en el 2005 los cultivadores vendieron 133 mil ton. métricas de hoja fresca a intermediarios, en el 2009 la cifra aumentó a 155 mil ton. métricas. El informe de NU sugiere traficantes interesados en producir cocaína de mayor pureza, con sus propios “cocineros”, para servir los exigentes mercados globales (para ello, se habla de la introducción de un proceso de reoxidación).

4. Como lo ha mostrado la Corporación Arco Iris, un aspecto de las relaciones entre bandas armadas y la política busca la protección para el lavado de dineros del narcotráfico, el dominio de áreas y rutas de producción y tráfico de cocaína al exterior, y la no restitución de tierras. Las elecciones de 2011 están plagadas de candidatos financiados ilegalmente. El MOE informa que en 2011 han sido asesinados 41 candidatos, el doble que en el 2007. Las bacrim y los grupos armados de todo pelaje siguen nutriéndose del negocio y, que se sepa, no se han trasladado a la producción y exportación de rosas.

Aunque el valor del negocio del narco ha disminuido en Colombia, seguimos siendo el primer proveedor mundial. También ostentamos otro récord: dos productos, petróleo y carbón, representan el 63% del total de exportaciones de bienes y algunas pocas manufacturas con algún contenido de tecnología van como el cangrejo (1.er sem. 2011).

Colombia: ni desnarcotizada, ni innovadora.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Rafael Orduz

Gracias, Santos, y voto en blanco

Gracias, Fajardo, por la moderación

Los dividendos de la polarización

¿Cuál es el enemigo después de agosto 7?

Hawking: el perrenque del espíritu