Por: Laura Rojas Aponte

Después de internet, ¿en dónde nos vemos?

Cuando un fenómeno en internet crece, lo normal es que las personas terminan encontrándose cara a cara. Creo que la expresión máxima de esos encuentros son las convenciones. El año pasado estuve en una llamada PodCon, allí alrededor de 3.000 fanáticos se juntaron en Seattle para celebrar la creación de podcasts. Les digo, fue transformador asistir a conferencias con personas fascinadas por lo mismo que yo.

Hace unos días investigué sobre otra convención: VidCon. Este evento celebra la producción de videos en internet (principalemtne videos para YouTube) y toma lugar en California. En su edición del 2017, Vidcon reunió a más de 30.000 personas. Es tan grande que se ha expandido como una franquicia a Europa y Asia.

Leí sobre la convención porque estaba preparando una entrevista. Mi compañero de podcast en Cosas de Internet viajó a VidCon y quería sacarle todo lo que podía contar de la experiencia. Entonces pensé en mi ciudad, en Bogotá. ¿Dónde se podemos reunirnos para ñoñear sobre creaciones hechas para internet?

Recuerdo que hace unos años la Feria del Libro recibió a unos youtubers (que estaban estrenando libro). Tantos fanáticos decidieron ir a las presentaciones, que la logística del evento colapsó. Algunos opinaron que era inapropiado tener ese tipo de invitados en una feria que celebra libros, pero, ¿si no era ahí, entonces dónde? No lo sé. Lo que quedó claro es que el público la tenía difícil para reunirse con los creadores que admiraban.  

Por contraste, el evento del que estaba aprendiendo —VidCon— tiene tres tipos de boletería. Un tipo de entrada para fanáticos, otro para creadores de videos y otro para empresarios que están buscando hacer negocio. Cada entrada tiene sesiones a la medida de sus necesidades y quienes compran tiquetes de fanático, disfrutan de escenarios gigantescos para ver a los creadores que siguen. La propuesta de la convención es clara y da opciones para distintos gustos sin salirse de su línea editorial.

Fantaseo con un espacio así para Bogotá. Cuando pienso en las alternativas, se me ocurre: el Club Media Fest, pero este encuentro es más un concierto para fanáticos que una convención donde la gente intercambia ideas. También aparece en la agenda Colombia 4.0, el esfuerzo del MinTic por hablar de “contenidos digitales”, pero este evento carece de una propuesta editorial interesante; dispara en todas las direcciones con demasiado énfasis en el mercadeo. Finalmente, están los encuentros de industrias específicas, como la 12ª Bienal Internacional de Radio que se celebrará próximamente en Bogotá. El “pero” con este tipo de eventos es que hablan de creaciones para internet de taquito; da la sensación que abordan el tema porque esta tecnología irrumpió en la industria tradicional y no se puede ignorar.

Sé que los Estados Unidos tiene una economía más activa y por eso allá se puede hablar de “una industria de los videos para internet”, o “una industria de los podcasts” que justifica organizar eventos bien pensados. Aún así, considero que mirar a los referentes gringos nos sirve para empezar a planear. Porque, después de enamorarnos en internet, no es muy claro dónde podemos encontrarnos.

***

Y, bueno, para los que quieran saber más de VidCon, acá les comparto el episodio donde hice la entrevista que mencioné. Espero que pongan play.

800613

2018-07-16T21:00:00-05:00

column

2018-07-16T21:00:01-05:00

jrincon_1275

none

Después de internet, ¿en dónde nos vemos?

45

4507

4552

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Laura Rojas Aponte

Un tour delirante se estrena en la red

Para escuchar desde lejos y aprender cosas