Por: Luis Fernando Montoya

Día crucial

“Postergar una cosa fácil la hace difícil, y postergar una cosa difícil la convierte en imposible”: George Lonner.

Para la selección de Colombia llegó el momento crucial de ratificar el cupo al Mundial de Brasil. Debe aprovechar la oportunidad de jugar de local frente a la selección chilena y conseguir los tres puntos para estar firmes en el objetivo propuesto.

La motivación es indudablemente la mejor forma de llevar a las personas a actuar. Cuando usted mueve a la gente, lo hace para ellas. Cuando son motivadas, esto viene de adentro; las personas pueden realizar lo que están motivadas a llevar a cabo, pueden sobrellevar problemas, dificultades y deficiencias en sus caracteres. En una palabra, cuando son motivadas triunfarán a pesar de ellas mismas.

El partido contra Chile es de mucho cuidado por el buen juego colectivo e individual que vienen practicando, su orden táctico en el terreno, su eficacia a la hora de definir y la disponibilidad de toda su nómina de jugadores para el partido frente a Colombia.

Durante la eliminatoria nuestra selección ha mostrado un grupo de jugadores comprometidos con ellos mismos, con el país y con sus objetivos propuestos, que han conseguido buenos resultado más de locales que de visitantes para estar a un paso de la clasificación. Ha predominado el juego individual más que el colectivo, el cuerpo técnico ha mostrado un excelente manejo de grupo, entre otros.

Para lo que queda de las eliminatorias se debe mejorar:

1. Marcadores: se debe pensar en tener en cuenta a jugadores que manejen mejor la posición como marcadores de punta, donde la selección ha mostrado menor rendimiento, evitando improvisar con otros en esa posición, teniendo en cuenta que se enfrenta a delanteros rápidos y con experiencia internacional.

2. Volantes: tener mayor recuperación del balón, entregarlo de la mejor manera y darle un buen uso poniendo en posición de gol a los delanteros.

3. Entorno: estar mentalmente más fuertes para manejar el entorno del triunfo y de la derrota.

La convocatoria de Darwin Quintero le aporta a la selección desequilibrio por los costados, en el hombre a hombre, y su experiencia de jugar en México. Santiago Arias, joven que poco a poco viene haciendo su juego en el exterior, también debe llevarse con calma y aprovechar lo que puede brindar con su juego en la defensa.

Todos los colombianos confiamos en este grupo de futbolistas, en su cuerpo técnico y en que darán el paso definitivo a la clasificación al Mundial.

 

Luis F. Montoya*

 

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Inestabilidad técnica

Bienvenido el fútbol colombiano

Francia, finalista

Balance

Fortaleza, Colombia