Diez compromisos para hoy pensando en mañana

Noticias destacadas de Opinión

Hay lectores asiduos que, inclusive, escriben unas líneas o lo llaman a uno, de vez en cuando, para comentar la columna que les impresionó o los decepcionó. Yo tengo el honor y el privilegio de contar entre ellos al profesor Gonzalo Arcila Ramírez, sicólogo, destacado analista, quien me envía un excelente aporte el cual no vacilo en compartir desde este espacio. También el título es suyo.

“Actualmente existen tres grandes iniciativas ciudadanas para transformar nuestra sociedad. La primera derivada del Acuerdo de La Habana entre la antigua guerrilla Farc-Ep y el Estado Colombiano. La segunda presentada por la  Misión de Sabios en noviembre del 2019. La tercera está contenida en el  pliego reivindicatorio presentado por los organizadores del paro del 21 de noviembre de 2019. Esas iniciativas se pueden condensar en diez precisos compromisos. Paso a enumerarlos.

I.El compromiso de cuidar el agua. La misión de sabios en su informe detalla acciones e instituciones que deben asumir la responsabilidad de planear, hacerle seguimiento y evaluación a las acciones y operaciones que implican cuidar el agua. Se puede afirmar que se trata de una síntesis de iniciativas elaboradas por una conciencia ecológica que se ha ido consolidando en los últimos cincuenta años.

II.El compromiso de defender los bosques. Íntimamente ligado con el primero, está sintetizado en la necesidad de una reforma rural integral y un nuevo ordenamiento territorial.

III.El compromiso de preservar la biodiversidad. La misión de sabios  presentó un conjunto de iniciativas para garantizar esa preservación. Es significativo para este compromiso que el Papa Francisco haya establecido, en la encíclica Laudato Si, un vínculo entre los valores religiosos y la preservación de la biodiversidad del planeta tierra al que llamó nuestra casa común.

IV.El compromiso con la salud humana. La comunidad médica logró una Ley Estatutaria donde la salud queda establecida como un derecho que el Estado debe garantizar. Esto significa cambios radicales en las políticas públicas dominantes hasta hoy.

V.El compromiso con la educación. El derecho a la educación está establecido en la Constitución y la comunidad magisterial organizada en Fecode y su movimiento pedagógico han precisado cuáles son las condiciones adecuadas para la formación de la niñez, la infancia y la primera juventud. Hoy es un consenso que la formación universitaria es una condición universal de la experiencia adulta. Ahora se trata de transformar en política pública ese consenso.

VI.El compromiso con la renta básica. La experiencia de la pandemia ha permitido avanzar en el reconocimiento de una renta básica universal, como ingreso mínimo vital no solo como ingreso básico de emergencia. La viabilidad financiera e informativa también ha sido estudiada y se cuenta con soluciones a la mano que permiten su implementación en un plazo razonable.

VII.El compromiso  con la vivienda digna. La experiencia de los planes de ordenamiento territorial en todos los municipios ha permitido precisar el sinsentido de familias sin acceso a una vivienda digna, servicios de agua, energía, alcantarillado e internet adecuados.

VIII.El compromiso con la defensa de la paz. Superar la violencia en la sociedad tanto en sus especificidades locales como en las globales es hoy una posibilidad para el conjunto de la humanidad. Las culturas religiosas que giran todas alrededor del mandato  no matarás a tu prójimo crean las condiciones afectivas para la realización de este derecho humano fundamental, ello supone dos disposiciones básicas:

IX.El compromiso con el cultivo de la amistad. Es consecuencia del anterior compromiso y tiene en la Encíclica del papa Francisco Todos Hermanos su síntesis expositiva.

X.El compromiso con el cultivo de la fraternidad. Este último compromiso clausura este decálogo y es la consecuencia del reconocimiento de la historia común de la familia humana con todas sus vicisitudes”.

luis.sandoval.1843@gmail.com

Comparte en redes: