Dinamarca está pagando los salarios

Noticias destacadas de Opinión

Dinamarca es un país industrializado y muy rico. Colombia no está en capacidad de imitarla en numerosos aspectos. Pese a esto, he considerado conveniente traducir y resumir un artículo que se puede consultar por Google digitando “Danish State Plans to Pay The Salaires of Private Sector Workers”, su autor es Aayush Priyank. En español: “El gobierno de Dinamarca planea pagar los salarios de los trabajadores de su sector privado”.

“El gobierno les está ofreciendo a las compañías pagarles hasta el 75% del salario de sus trabajadores con la condición de que sus empresas no despidan a la gente. Para ser aceptado en este subsidio la empresa debe notificarle al gobierno que tiene necesariamente que despedir el 30% de sus trabajadores o que debe liquidar al menos 50 personas. Además de esto, el gobierno les está garantizando otorgarles préstamos para compensarles sus gastos fijos. El costo de este subsidio asciende a los US$41.000 millones, aproximadamente el 13% de su PIB”.

“Uno de los beneficios argumentados en favor de estas medidas radica en no perder empleos, ya que los trabajadores continuarán recibiendo sus pagos y como resultado salvará el gobierno a sus ciudadanos de la recesión… Los críticos contraargumentan que la riqueza de una nación, tal como señaló Adam Smith hace mucho tiempo, reside en la producción de bienes y servicios que ella crea. Al suspenderse la producción de estos se desemboca en que ninguna cantidad de dinero que se ponga en circulación podrá evitar una recesión”.

“Otro de los beneficios aportados en favor de no despedir estriba en no elevar el tiempo y el costo de reincorporarlos, cuando las cosas retornen a la normalidad.  Los incentivos monetarios casi siempre estimulan a los empresarios. Nadie desconoce que poderosos incentivos ofrecen la posibilidad de minimizar los recursos invertidos en dinero y en tiempo para reiniciar actividades”.

“En contra de este subsidio reconoce que, si reciben dinero los ciudadanos sin producir, la cantidad de la moneda en circulación bien puede llegar a elevar el valor de los bienes y servicios existentes y la inflación resultaría inevitable. Esto no solo infla los precios corrientes de los bienes, sino que, además, se come las inversiones de las personas.”

Termina la referencia aludida preguntando: “¿Qué significa esto políticamente?” A lo cual responde: “bien sabe el gobierno de Dinamarca que se encuentra en una posición muy defendible, porque independiente de los daños que sus medidas le causen a la economía, siempre podrá responder afirmando que hubieran sido mayores los daños si no se hubiera hecho nada”.

“Además, las medidas fueron aprobadas con el soporte unánime de todos los partidos, desde la izquierda radical hasta la derecha radical.  Los sindicatos y los empresarios también apoyaron, por supuesto. Con tal consenso, si les fallan sus políticas, es probable que nadie lo resalte. El público está convencido de que se hizo lo correcto y solo un desastre económico podría convencerlos de abandonar sus políticas keynesianas.  El tiempo lo dirá”.

Video: ¿Quién tiene la vacuna contra el coronavirus?

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.