Por: Dolly Montoya Castaño

Diversas opiniones que construyen un solo proyecto de nación

La educación es factor fundamental para el desarrollo de nuestro país, y la Universidad Nacional de Colombia le pertenece a todos los colombianos. Por esto considero necesario presentar a los lectores los objetivos que nos hemos trazado como Institución, que han sido construidos en comunidad, mostrando que es posible sin polarizarnos, ni paralizarnos, hacer de la diversidad una fuerza para alcanzar consensos y lograr proyectos que contribuyan a la construcción de un mejor país. Esos objetivos se encuentran plasmados en el Plan Global de Desarrollo PGD 2019-2021, recientemente aprobado por nuestro Consejo Superior Universitario. Objetivos que a su vez constituyen la base de lo que será la planeación estratégica de la Institución a 2030.

Proyectar el quehacer de la Universidad a mediano y largo plazo en un mundo que día a día se transforma amerita partir de sus características esenciales, ellas son: 1. Universal: inmersa y participe de la realidad nacional y el contexto global. 2. Científica: líder en ciencia, tecnología e innovación y al servicio de las comunidades y el progreso nacional. 3. Autónoma: independiente de poderes políticos, económicos o religiosos, y socialmente responsable. 4. Corporativa: direccionada con criterios de mérito, con cuerpos colegiados que representan una comunidad académica reflexiva, deliberante, ilustrada y creativa, que niega la verticalidad constituyendo un tejido que integra las direcciones nacionales de un lado y cada una de sus sedes del otro. Con estas características la Universidad Nacional de Colombia tiene el propósito de formar ciudadanos que en su proyección a la comunidad fomenten la paz y el desarrollo en los territorios.

Desde este marco iniciamos un proceso de construcción colectiva presentando a la comunidad universitaria las ideas rectoras con las que aspiré a la Rectoría de la Institución, por las que el Consejo Superior, previa consulta a la comunidad, me designó en el cargo. Ya en funciones junto a todo el equipo directivo se dio el diálogo y construcción con la comunidad, logrando un documento de 10 objetivos estratégicos y 14 programas integrados en las dimensiones de: Formación, Proyección y Fortalecimiento Institucional. Contenido que en su conjunto se orienta por 4 grandes políticas:

  1. Formar ciudadanos socialmente responsables como agentes de cambio ético y cultural. Armonizando las funciones misionales de la Universidad, promoveremos la participación de los estudiantes en la gestión del conocimiento, con currículos abiertos y flexibles, distinguiendo nuestros egresados por su comprensión amplia del mundo, sustentada en artes, humanidades, ciencia, tecnología e innovación. Queremos profesionales íntegros con altísimas calidades humanas y ciudadanas.

 

  1. Fortalecer el carácter nacional de la Universidad. Con la participación y el desarrollo equilibrado en nuestras nueves sedes seremos un actor propositivo en el Sistema Nacional de Educación, fomentando la innovación pedagógica y científica para la gestión del conocimiento, la articulación y cooperación entre las instituciones del sector, del Estado, los sectores productivos y la sociedad, y llegar a cada rincón del país. Así forjamos proyecto de nación, buscando soluciones a las necesidades del país y desarrollando nuestras propias capacidades.

 

  1. La Universidad constructora de paz desde los territorios. Nuestra Institución se proyecta como generadora de transformaciones culturales, científicas y tecnológicas, contribuyendo a la reconstrucción del tejido social y el desarrollo sostenible para la equidad. Mediante sus nueve sedes integraremos actores para promover la creación artística, científica, tecnológica, la innovación y la competitividad, acorde a las necesidades de cada localidad y región, en el marco de un proyecto general de nación.

 

  1. Desarrollo institucional sostenible. Una universidad al nivel de los retos planteados, requiere una gobernanza que promueva el liderazgo colectivo, donde la Institución crezca de forma colaborativa. Con una normativa coherente en todos los niveles, construida desde las particularidades de cada sede, con ejecución descentralizada y mecanismos que permitan el seguimiento, la evaluación y el mejoramiento constante de la Institución, esto se soportará en un sistema de gestión de calidad, un sistema nacional de planeación y una transformación digital que involucra el cambio cultural en materia organizativa.

Estos acuerdos implicaron la participación de todos los actores de la comunidad, en consecuencia, se dispuso de una serie de espacios e instrumentos para recoger sus aportes y opiniones, entre ellos: una plataforma virtual** con documentos insumo, herramientas pedagógicas, e instrumentos de participación digital.

También desarrollamos claustros y colegiaturas que reflexionaron, discutieron y propusieron proyectos indispensables desde las unidades académicas, facultades, sedes y todas las áreas del conocimiento. Encuentros en los que creció significativamente la participación de estudiantes y docentes en comparación con las formulaciones de los anteriores planes de desarrollo de la Universidad. Adicionalmente, y entendiendo que la comunidad universitaria va más allá de la comunidad académica, convocamos a los empleados administrativos de la Institución, y buscamos vincular a los egresados y pensionados –por primera vez consultados en un proceso semejante–. En el conjunto de escenarios, instrumentos y actores logramos más de 10.000 participantes que incidieron de forma directa en el Plan.

Compiladas las propuestas y apreciaciones recibidas en más de un año de construcción y participación de la comunidad universitaria el Plan se presentó a los consejos Académico y Superior, quienes además de aportar a él lo avalaron y aprobaron. Gran noticia para los colombianos, la Universidad Nacional de Colombia que reúne personas de todas las regiones del país, de los más jóvenes a los más adultos, de las más variadas creencias, y de las más diversas expresiones culturales, étnicas, económicas y políticas, y aún con las particularidades de cada una de sus sedes ha logrado ponerse de acuerdo en sus objetivos de mediano plazo.

Este proceso muestra como desde la integración de diversas herramientas, más el diálogo con todos los actores y la voluntad para aportar a la educación es posible generar amplios consensos, que a todos nos representan y comprometen, que fortalecen la comunidad y la Institución, dándonos la posibilidad de proyectar progreso y desarrollo al conjunto de los territorios, pero especialmente proyectándonos como ejemplo a la sociedad. Sí podemos convivir y construir gracias a las diferencias. Este PGD 2019-2021 base y guía de nuestro Plan Estratégico Institucional 2030 es el compromiso que asume la Universidad Nacional de Colombia con el país para consolidarse desde su diversidad como el más importante Proyecto Cultural y Colectivo de Nación.

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

** http://plei2030.unal.edu.co/

@DollyMontoyaUN

847646

2019-03-30T00:00:00-05:00

column

2019-03-30T00:00:01-05:00

jrincon_1275

none

Diversas opiniones que construyen un solo proyecto de nación

61

7466

7527

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Dolly Montoya Castaño

La evaluación del quehacer universitario