Por: Cartas de los lectores

¿Dónde está el presidente 'Juampa'?

Llevamos cuatro (4) años del desgobierno del presidente ‘Juampa’ y seguimos esperando el momento en que inicie su labor de gobernante.

Desafortunadamente, las esperanzas parece que se agotan, porque lo único que le interesa a este apátrida es programar la entrega del país a los narcoterroristas de las Farc, comandadas por sus máximos jefes los genocidas hermanos Castro y nuestro compatriota el camionero Maduro. Se pregunta uno dónde se encuentra el presidente ‘Juampa’, que permite la atroz arremetida de estos salvajes haciéndose el de la vista gorda y continuando unas conversaciones en La Habana, conversaciones que solo conducen a que Colombia se convierta en una colonia más de los genocidas hermanos Castro, como ocurrió con Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

También me pregunto dónde están el ministro de Defensa y sus altos mandos militares que permiten que ya sea una norma en Colombia que los bandoleros no permitan el tránsito de carrotanques cargados de petróleo, porque este liquido debe ir a alimentar las fuentes hídricas de las cuales se abastecen miles de compatriotas. Amén del daño irreparable al medio ambiente.

No quiero entrar a hacer una defensa del gobierno Uribe, porque no creo que se lo merezca. Pero tampoco podemos olvidar que durante dicho Gobierno arrastró a las Farc, al Eln y a cuanta banda de facinerosos existía, a unas guaridas de las cuales no podían salir ni a respirar y permitió que el pueblo se desplazara tranquilamente por cualquier lugar de Colombia. Sus cabecillas, obviamente, se desplazaron a Venezuela, donde tenían (y aún tienen) todas las garantías del régimen castro-chavista.

Esperemos que al camarada ‘Juampa’ le permitan sus jefes cubano-venezolanos pensar un poco en el pueblo colombiano y le ponga tate quieto a esa farsa que son las conversaciones de paz y les responda a sus protegidos como mandan la Constitución y las leyes.

Manuel Gutiérrez I. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Un exprimidor para la economía naranja

Que se cumplan los términos judiciales

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El posconflicto