Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El departamento de Caldas está en vilo

Los tres poderes centrales de la República de Colombia deben trabajar con independencia y seriedad, buscando encontrarse en la búsqueda del interés general y del bien común, binomio que debe prevalecer siempre.

Es a todas luces muy dañino para la institucionalidad de la entidad territorial la demora evidente en la decisión respecto a la permanencia del gobernador titular del departamento de Caldas, Guido Echeverri Piedrahíta, pues su elección fue demandada; estando hoy la Gobernación con encargado, que siendo reales y conscientes no es lo mismo, por razones que son muy obvias. Una de ellas el sentido de real pertenencia con el mandato, que al no ser popular, resta marcado dinamismo y entusiasmo.

Es necesario recordarle al Consejo de Estado que Guido Echeverri Piedrahíta sucedió en el cargo a Julián Gutiérrez Botero. No se puede alegar reelección inmediata, puesto que mediaron elecciones de su antecesor. El derecho también tiene sentido común, que en este caso es de suma evidencia. Sea indicado y preciso el momento para recordarle con cariño al Consejo de Estado sabia sentencia:

Salus pópuli, suprema lex: “El bienestar del pueblo es la suprema ley”.

Rogelio Vallejo Obando. Bogotá.

Los cuatro jinetes navideños

Colombia está siendo embestida por los cuatro jinetes navideños. El primer jinete es el pesebre al que por estar en lo in del momento ya se le incluyen Transmilenios, zombis, hombres lobos, vampiros, chivas, palenqueras y por añadidura fotos de Maluma y Mariana Pajón. El segundo jinete es un simple árbol azul adornado con cintas, bombillos y bolas del tamaño de balones de voleibol. El tercer jinete es la reforma tributaria que perjudica a las clases bajas y campesinos, de los cuales tendrían que dejar de usar su principal medio de trabajo y, por ende, supervivencia: la moto. El cuarto jinete es el salario mínimo, del cual las centrales obreras y los empresarios sin la presencia, en las cinco reuniones realizadas, del ministro de Hacienda y sí con la presencia de la ministra de Trabajo, del que como siempre el Gobierno se verá en la tarea de imponerlo mediante decreto. Así ha sido en los últimos años. Sólo se espera la llegada del presidente ganador del Premio Nobel de Noruega. Por cierto, cuál es la razón para que a los campesinos el Gobierno les haya quitado el uso del gas. En consecuencia, se han visto obligados a cocinar sus alimentos en estufas de carbón exponiendo su salud al cáncer de pulmón.

Fernando Cortés Quintero. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El conflicto sigue, sí

Universidades: más allá de la acreditación