Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El voto religioso

La combinación de religión y política puede llevar a un líder a obtener el poder en un país, como fue el caso de el ayatolá Ruhollah Jomeini en Irán. El partido Centro Democrático, la exfiscal Morales y el exprocurador Ordóñez están usando este tipo de coaliciones tratando de conquistar ese gran mercado de votos. La campaña del mencionado partido para las anteriores elecciones presidenciales tenía contratado un asesor espiritual. Recientemente, en su convención en un templo cristiano, su presidente honorario, el exministro Fernando Londoño, glorificó a su líder y la congresista Paloma Valencia lo entronizó frenéticamente a deidad celestial. El exprocurador, por su parte, está convocando a religiones cristianas a que lo apoyen en su campaña a la Presidencia, siendo que pertenece a un movimiento católico lefebvrista ultraanacrónico que no tiene ninguna afinidad con las creencias de las mencionadas iglesias cristianas, como tampoco la tiene teóricamente el líder del Centro Democrático, que dice ser católico y devoto de la Virgen, pero se somete a cuanto rito puede en iglesias que no comparten las creencias de los católicos. La congresista María Fernanda Cabal, haciendo gala de erudición teológica, determina quiénes se condenan al infierno.

Si las coaliciones políticas para acceder al poder se dan cuando los partidos no tienen las mayorías, pero sus tendencias son compatibles o al menos conciliables y logran un acuerdo programático, son válidas. Pero cuando estos acuerdos son para repartir los beneficios del poder, estas coaliciones de política con religiones podrían ser eventualmente perversas por los compromisos que se generarían, ya que necesitan recursos para sobrevivir, aunque los obtengan solamente alquilando sus templos para eventos políticos. Así las cosas, es posible que los fieles sean convencidos para que salgan a votar verracos por quien se les ordene, exacerbados en su pasión religiosa. Si son siete millones, como dice el presidente de la entidad que las asocia, esta estrategia de la extrema derecha puede elegir un buen número de congresistas y hasta presidente, lo que conduciría a retrocesos, a épocas aciagas antes del Frente Nacional, o radicalismos extremos generadores de nuevas formas de violencia.

Armando Riveira Molinares.

Adiós a Sergio Jaramillo

¿Cuánto tardará el país en encontrar un funcionario tan dedicado y transparente como Sergio Jaramillo? Todos los colombianos, sin importar su corriente ideológica, deberían aplaudir la labor realizada por el alto comisionado para la Paz.

Helena Saavedra.

Envíe sus cartas a [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

No es la universidad, es la educación

Dos cartas de los lectores