Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Fotografía inadecuada

En su noticia “Rechazan demanda que buscaba tumbar curul de la exreina Vanessa Mendoza” aparece la susodicha ilustrada con una fotografía que presumiblemente se relaciona con una de las facetas de la representante que nada tiene que ver con su desempeño en el Senado. ¿O va a trabajar así al Capitolio? Este tipo de ilustraciones vehiculan prejuicios machistas que ningún bien le hacen al país, a las mujeres, a la noticia ni al diario. Ustedes deben ser un elemento crítico y no el lugar de reproducción de prejuicios como el de presentar a una representante que fue reina como una exreina. Son cosas distintas. El hecho de ser exreina no agrega nada a su carrera política.

Diana Arias.

De los macroecocidios

Alfredo Molano, en su última columna de opinión del día 6 de agosto, pone el dedo en la llaga acerca de los problemas que ya se están generando en las selvas y en otras maravillas naturales de la Colombia del posconflicto. Esto a consecuencia de la ausencia de algún ente estatal que controle la ampliación de la frontera agrícola tanto para ganadería como para agricultura (lícita o ilícita), proceso generado por los colonos que van llegando o los que ya habitan en esas selvas hasta ahora protegidas por el temor al accionar de las Farc, ya que ellas controlaban todas las actividades allí. Entonces se produce la inevitable degradación de ecosistemas tan importantes para la humanidad, que si no existieran, la viabilidad de la vida humana estaría en entredicho.

No podemos menos que calificar esto como un macroecocidio, pues tan amplias son las dimensiones del problema. Y como para revalidarlo, el mismo día de la columna de Molano aparecieron en este diario unas fotografías impactantes sobre deforestación en selvas de la Amazonia y otras regiones.

Todo lo anterior nos lleva a concluir que en la mesa de La Habana no se previó un escenario sin el control de las Farc en estos tesoros naturales. Situación que me parece bastante grave, pues denota un desinterés por parte de los negociadores de ambos bandos acerca del importantísimo tema ecológico. Pero tan grave como esto es la desidia del Gobierno frente al tema, puesto que, por lo menos hasta ahora, no se ha dado a conocer a la opinión pública una política estatal seria para mitigar el impacto de la descontrolada actividad humana en nuestros santuarios naturales en tiempos de paz.

Sandra Hernández.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores