Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Lo mejor que ha pasado

Se viene diciendo que lo que está pasándole al país en el tema de justicia, a propósito de todo el entramado que se derivó desde que se conoció el comportamiento de Luis Gustavo Moreno, es “lo peor” para esa rama del poder público... y en mi concepto creo que es “lo mejor”. ¿Por qué? Porque estamos asistiendo al destape de un mal que quizás estaba hace rato, muchos lo sabíamos, lo percibíamos, lo sentíamos, lo padecíamos, pero no había pruebas, documentos, testimonios, grabaciones tan irrefutables como los que se vinieron, y además nos llegó el mensaje claro, nítido, contundente y transpartente de que de no haber sido por las autoridades norteamericanas nada de lo que hoy estamos conociendo se hubiera hecho público. Por lo anterior es que considero que “lo mejor” para nuestra justicia apenas va a llegar ahora que los cuidadanos entendamos que de justicia no había era nada... absolutamente nada, y que la cuota inicial para que el país se repiense siempre viene del exterior.

Norman Augusto Mesa Lopera.

Sobre el “fracking”

En muchos países, esta tecnología del “fracking” está vedada, ya que las dudas que se generan sobre la contaminación de las aguas subterráneas y causales de sismos son grandes.

El solo pensar en la contaminación de aguas subterráneas, fuente de nacimientos, de riachuelos de agua dulce continental, me lleva a ver muerte y desaparición no solamente del género humano, sino de casi toda especie viviente. Y confiar de los argumentos de las empresas petroleras, cuando la noticia de la semana pasada fue: “Exxon sabía desde 1978 los efectos del cambio climático”, hace que esas empresas hayan perdido toda autoridad científica y moral para presentar argumentos en favor de desarrollos con esta tecnología.

Recordemos la demanda, en camino según noticias, porque se ha puesto traba en el desarrollo del campo petrolero en las vecindades de Caño Cristales, uno de nuestros santuarios naturales.

El consejo de los viejos: “en caso de duda, abstente” ni se nos viene a la cabeza. Qué despropósito esta discusión. ¿Se podrá pensar en el desarrollo de un país recurriendo a la explotación petrolera con la tecnología del “fracking”, cuando los peligros para el agua, fuente de vida, son advertidos? Ay, tristeza, y más tristeza, discutir si petróleo o agua cuando las dudas son tan grandes y nuestro conocimiento y la ciencia no tienen aún la respuesta, que en este caso ha de ser contundente, libre de toda duda en que el "fracking" es inocuo con el agua.

Manuel José Jiménez Gómez. Medellín.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Sobre el fraude escolar y el hurto

La dignidad y la fuerza es decidiendo