Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

¿Quién defiende el Parque Nacional?

Parafraseando al gran fotógrafo estadounidense Ansel Adams: terrible es cuando tenemos que enfrentar a nuestro propio gobierno para proteger el patrimonio de la nación. Esta semana Ingetec, la sociedad encargada de los diseños de la troncal de Transmilenio, presentó el estado de avance de éstos, que a la fecha es del 95 %. El ingeniero director del proyecto fue enfático en el interés y la necesidad de proteger 70 bienes de interés cultural del Distrito que se encuentran a lo largo de la carrera Séptima y que son de propiedad privada, a la vez que reiteró la decisión de mutilar en 11 metros a lo largo de todo su frente sobre la Séptima (200 m) un bien de interés cultural de la nación, el Parque Nacional Olaya Herrera, amén de instalarle una de las más grandes estaciones del sistema en la otrora histórica alameda. Esa vez con un novedoso argumento. ¿Qué son 2.000 metros cuadrados frente a las 280 hectáreas que mide el parque? Quedando clara para la administración la inversión de valores universales. Primero se protegen los intereses particulares y de último los bienes comunes.

Toma nota el Distrito del accionar del vulgo cuando cree que lo que es de todos no es de nadie y en consecuencia se puede vulnerar. No deja de llamar la atención esta postura en uno de los gobiernos distritales que más y con mejores resultados ha trabajado por nuestro espacio público.

Fue enfático el informe en su decisión de conservar la ciclovía dominical, pero a este estado de avance (95 %) todavía no se tiene claro como funcionará. Expresó el expositor que el encargado de definir los diseños para el cabal funcionamiento de la ciclovía era el Instituto Distrital de Recreación y Deporte. Grave que hayan delegado esta responsabilidad en una entidad que ha demostrado que no tiene inconveniente en restringir el acceso al históricamente más querido, más visitado y más representativo sitio de recreación de la ciudad, el sendero a Monserrate.

Enrique Uribe Botero.

 

Santurbán, de nuevo

Valoro que Santurbán se considere como un tema para editorial. Pero considerando la incontrovertible realidad del cambio climático, pediría al editorial de un medio tan influyente como El Espectador ser más contundente y directo exigiendo al gobierno de Juan Manuel Santos su responsabilidad con el medio ambiente. Y de hecho, el editorial podría ser más directo con la tendencia entreguista de Juan Manuel Santos y su idea de desarrollo. Ese desarrollismo, que ya destruyó los recursos naturales de Europa, ahora vienen a imponerlo en Colombia y nuestros dirigentes empezando con el presidente, se ponen servilmente a ese servicio nefasto para la vida misma del planeta. Uno espera de los editoriales más riesgo, más definición. Más contundencia.

Gersaín Díaz Osorfio.

 

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Sobre el fraude escolar y el hurto

La dignidad y la fuerza es decidiendo