Por: Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Deportistas vs. políticos

Definitivamente la imagen positiva de Colombia a escala internacional recae en los deportistas que obtienen resonantes triunfos en el exterior, como el reciente palmarés en el ciclismo. Deportistas en diferentes disciplinas, quienes son formados por sus familias en medio de grandes necesidades, pero que con sacrificios y esfuerzos los sacan adelante, muchos atletas que por falta de apoyo del Gobierno tienen que emigrar a otros países en busca de patrocinio y apoyo para lograr excelentes actuaciones irradiando una excelente imagen al mundo; pero, infortunadamente, por otro lado la imagen negativa del país ante el mundo se debe a la corrupción de la clase política enquistada en los diferentes poderes y permeando a todas las instituciones, generadora de narcotráfico, desaparición de líderes sociales, robos, chantajes, estafas, contratos leoninos y toda una variedad de delitos que han llevado al país a los primeros sitiales de oscuridad ante el mundo, y desde luego ganando fama desastrosa y reprochable. Así, los logros de estos deportistas son aprovechados por la casta política corrupta para tratar de recuperar la imagen, con homenajes, medallitas y discursos trillados.

Se requiere que el Gobierno actúe con seriedad en favor de los valores deportivos, culturales y científicos que se dan en forma natural en el país, otorgándoles las ventajas que tienen los congresistas y funcionarios del Gobierno, y a la vez vincularlos a la rama diplomática en reemplazo de una gran cantidad de vagos y mediocres integrados en ello por conveniencias personales y con muchos dólares al bolsillo.

Carlos Roberto Riaño Sanabria

Grande, Egan

Fue emocionante escuchar el discurso dado por nuestro primer campeón de un Tour de Francia, Egan Bernal.

Llama la atención cómo su historia ha estado plagada de obstáculos, muchos de los cuales, si somos sinceros, podrían haberse evitado si el Estado cumpliese las promesas que le ha hecho a la sociedad.

Un riesgo de encumbrar los relatos del héroe que se construyen “a pesar de” la pobreza, la desigualdad y la ausencia de oportunidades es que nos hace ignorar el necesario debate sobre qué estamos haciendo (y qué no) como sociedad para garantizar que ningún colombiano pase penurias.

En los aplausos a Bernal y las celebraciones de los periodistas deportivos hace falta la pregunta esencial: ¿cuántos más Egans no estamos viendo por culpa de un sistema inequitativo y excluyente? Esa es la verdadera tragedia.

Helena Ramírez

Envíe sus cartas a [email protected].

874916

2019-08-08T02:30:10-05:00

column

2019-08-08T02:45:02-05:00

[email protected]

none

Dos cartas de los lectores

26

2815

2841

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

¿Será que en Bogotá tienen la palabra?

Dos cartas de los lectores

Sobre exportaciones