Por: Cartas de los lectores

Dos cartas sobre Donald Trump

Donald Trump

Elegido el nuevo presidente del país más poderoso del mundo, cuya estrategia de campaña para cautivar el voto fue la de inculcar miedo a los pobladores, polarizar el país con propuestas radicales y populistas y generar rechazo a todo tipo de inmigrantes, surge la idea de si el experto en disociación psicótica, el señor venezolano J. J. Rendón, ampliamente conocido como asesor internacional en proyectos políticos, fue participe de esta tarea triunfalista.

Franca Benavides.

Donald Trump II

El triunfo de Trump tiene el potencial de causar el más grande rompimiento en el sistema internacional desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Ya, de hecho, ha causado serios daños sobre el sistema político norteamericano, al provocar una profunda división en el partido Republicano, que dificilmente recuperará su forma.

Aparte de lo que haga o mande hacer este señor, pues nadie lo sabe con certeza, gracias a su errática posición frente a todo, en temas internacionales ha dicho cosas graves, aparte del muro y de la prohibición de entrada a musulmanes:

1- Lo que ha dicho acerca de la OTAN, en el sentido de que no honrará la cláusula de alianza que obligaría a los EE.UU. a defender a cualquiera de sus socios en el evento de una agresión, es un mensaje de luz verde para Putin.

2- La muy posible repudiación de los Acuerdos de Libre Comercio, desde el Nafta hasta el TPP y el TPIP (en curso). Baste recordar que la crisis mundial de los 30 se originó en las bolsas de valores y se expandió por el mundo cuando todos los países cerraron sus mercados al comercio internacional. De la crisis económica se brincó a la guerra.

Roto el sistema político interno, Colombia no podrá contar con el habitual “consenso de los partidos políticos” que la ha acompañado desde el Plan Colombia (que no es tanto, pero sí un apoyo significativo por los sectores que cubren el centro y los sectores moderados de ambos) y, por supuesto, los recursos de Paz Colombia, o como se llame el respaldo al posconflicto, posiblemente nunca los veremos.

En suma, que Dios nos coja confesaos.

Francisco J. Coy.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

No es la universidad, es la educación

Dos cartas de los lectores