Por: Columnista invitado EE

Economía naranja, año de arranque

Por Carmen Inés Vásquez Camacho*

Transcurrido un año de gestión como ministra de Cultura del actual Gobierno, merece la pena referirme a la economía naranja, de gran trascendencia para el sector cultural y el país en general.

Para empezar, debemos entender que se trata de la implementación de la Ley 1834 de 2017, que tiene correspondencia directa con el programa de gobierno del presidente, Iván Duque.

Entendiendo la economía naranja como una de las mayores oportunidades para el desarrollo social y económico del país, desde el Gobierno Nacional hemos dispuesto los mecanismos para su desarrollo efectivo. 21 agencias del Estado articuladas para ofrecer a los emprendedores las garantías necesarias; un Consejo de Economía Naranja donde se sientan siete ministros y cinco directores de agencias nacionales a concretar acciones para el impulso del sector. Además, la creación del Viceministerio de la Creatividad y la Economía Naranja, que ha permitido dinamizar la gestión.

Ubicamos la cultura y la creatividad en el centro de la agenda del Gobierno Nacional. En este primer año destinamos una inversión directa de $819.000 millones para el desarrollo de programas e instrumentos que benefician a los agentes del sector creativo y cultural. En 2018, la economía naranja ocupó a 282.566 personas, lo cual representa el 1,3 % del total de personas ocupadas en el país, alcanzando niveles superiores a los de minas e intermediación financiera. Mincit, Innpulsa, Artesanías de Colombia y Fontur han contribuido con sus programas a fortalecer más de 900 empresas. En 2018, el sector aportó $15,6 billones al valor agregado de la economía nacional.

Para 2019 aumentamos el presupuesto de los programas de Estímulos y Concertación, $25.000 millones y $51.000 millones, respectivamente. Mincultura, Colpensiones y 87 alcaldías han otorgado $39.789 millones en beneficios económicos periódicos —BEPS— para 1.521 creadores y gestores culturales.

Un hecho sin precedentes ha sido el desembolso de $970.000 millones en créditos, beneficiando a más de 16.000 personas jurídicas y naturales, gracias al respaldo del Fondo Nacional de Garantías. El sector financiero ha desembolsado a su vez $340.000 millones más, con tasa compensada de Bancoldex y Findeter. Procolombia reporta exportaciones por US$231 millones.

En materia de formación, el SENA y Artesanías de Colombia han capacitado 1’246.874 personas en oficios de la economía naranja. El Fondo Emprender del SENA entregó $14.282 millones para crear 118 empresas que generarán 705 empleos directos.

A todo lo anterior se suman los incentivos y beneficios tributarios del Plan Nacional de Desarrollo y la Ley de Financiamiento. Anhelo del sector cultura. El arte, la cultura y la creatividad juegan un papel importante en la construcción social del país, esto es indiscutible y todos —creadores, gestores, emprendedores y Gobierno— debemos actuar bajo este propósito. Sin polarizaciones, con desarrollo y equidad. A un año de gobierno, las cifras hablan. Y vamos por más.

* Ministra de Cultura.

875400

2019-08-11T00:00:00-05:00

column

2019-08-11T12:19:46-05:00

[email protected]

none

Economía naranja, año de arranque

37

3238

3275

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Bailando al ritmo que nos tocan

Alguien excepcional

Mermelada electoral