Maratón musical del Pacífico contra el coronavirus

hace 2 horas

Entre todos podemos contener este virus

Habrá que tomar muchas más medidas, por supuesto. Por eso es importante que todos los líderes políticos del país entiendan que es el momento de la unión. / Foto: Cortesía

Empezamos hoy nuestro segundo día de cuarentena y, por fortuna, todas las señales indican a que el Gobierno Nacional y todos los gobiernos locales están trabajando con una dirección clara. Después de múltiples e innecesarias demoras, confusiones, polémicas y fallas de comunicación, el liderazgo desde la Casa de Nariño se ha afinado y está tomando decisiones acertadas para proteger, primero, la salud de los colombianos y, después, intentar que el golpe económico no nos condene a una crisis descontrolada. Todos los colombianos debemos entender que no es momento para individualismos dañinos.

Es de esperar que en la Casa de Nariño hayan aprendido de los desaciertos de las pasadas semanas. Las fallas en comunicación, en un momento en que el país está en máxima alerta y los colombianos necesitan serenidad, seriedad y precisión, no pueden seguir ocurriendo. Tal vez el mejor (y más preocupante) ejemplo de esto fue lo que ocurrió con el Decreto 444 de 2020, creando el Fondo de Mitigación de Emergencia (Fome). Las críticas que formularon varios mandatarios locales dejaron en evidencia que el Gobierno no coordinó ni dio a conocer de manera adecuada el contenido de esta medida. Lo menos que necesitamos en este momento es sentir que hay una pugna entre el Gobierno central y las entidades territoriales por cómo asignar y utilizar los recursos para enfrentar la pandemia.

Así como en su momento el Gobierno Nacional pidió, con razón, que todas las medidas tomadas a nivel local se coordinaran con la Presidencia, sería útil, en lo que nos queda de crisis, que lo opuesto también ocurra. ¿Existen los mecanismos de comunicación adecuados entre Bogotá y las regiones para que los decretos de emergencia no tomen por sorpresa a los mandatarios?

Más allá de eso, las decisiones que se han adaptado van por buen camino. El Gobierno nacional ha priorizado las medidas contundentes de contención de los contagios, así como ayudas económicas a las poblaciones más vulnerables. Eso es lo necesario: en un momento de crisis, el Estado, financiado con los dineros de todos, debe poder darles un poco de tranquilidad a quienes están en mayor riesgo de sufrir las consecuencias de la crisis económica. Son $15 billones los anunciados por el Ministerio de Hacienda para darle solidez al sector salud y ayudar a paliar la crisis. Esto, sumado a las medidas del Banco de la República para inyectarle liquidez permanente a la economía, son actuaciones que celebramos.

Habrá que tomar muchas más medidas, por supuesto. Por eso es importante que todos los líderes políticos del país entiendan que es el momento de la unión, más allá de la ideología. Las críticas mordaces, que no construyen y sólo pretenden obstaculizar y posicionar ciertos nombres en el debate público, no tienen cabida en una emergencia. El liderazgo local y nacional que tenemos debe ser rodeado, respaldado y, por supuesto, recibir sugerencias allí donde sea pertinente. Pero no podemos entrar en batallas ineficientes.

Por lo demás, es importante que los colombianos cumplan con la cuarentena. Solo juntos podemos evitar lo peor.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a [email protected].

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Por favor, considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

911211

2020-03-26T00:00:00-05:00

article

2020-03-26T15:25:56-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Editorial

Entre todos podemos contener este virus

39

4154

4193

 

A evitar el “estallido social” que se augura

Los líderes regionales y la pandemia