4 May 2021 - 3:00 a. m.

La nueva embestida de la pandemia

El Espectador

El Espectador

A la muy grave crisis que se ha generado en el mundo por culpa del COVID-19 hay que agregarle ahora un nuevo y preocupante capítulo con la situación de la India. Este país, que tiene la segunda mayor población del planeta y que, hasta el momento, había logrado sortear sin mayores consecuencias la primera ola, se encuentra en un momento crítico. India ha pasado a liderar el número de contagios a escala mundial, con más de 20 millones, y más de 220.000 muertos. Lo anterior puede ser tan solo la punta del iceberg en la medida que los datos reales pueden ser mucho peores.

Tres meses atrás el primer ministro indio, Narendra Modi, había anunciado el éxito de su gestión contra el coronavirus. El exceso de confianza, la nueva cepa y la falta de vacunas tienen sumido al país en un estado de caos. El resultado es una profunda crisis de salud pública que tiene como responsable al gobierno. Las autoridades se encuentran desbordadas. La escasez de ventiladores, oxígeno, medicamentos y unidades de cuidados intensivos, entre otros, a pesar de las ayudas internacionales que comienzan a llegar, hace que la preocupación mundial por lo que sucede allí vaya en aumento. Esta ola ya amenaza con convertirse en un tsunami.

La India, con 1.370 millones de habitantes, vio pasar la pandemia de China a Europa y luego a América. Este país es, paradójicamente, el mayor fabricante de vacunas del mundo. Viendo el problema muy lejos de sus fronteras, el gobierno autorizó que se exportara un alto número de las vacunas que está produciendo, no solo de Covaxin, de desarrollo nacional, sino de AstraZeneca. Este ha sido otro motivo de crítica a las autoridades por su falta de previsión. A pesar de que no existen datos ciertos del número de vacunas existentes, unos días atrás se hablaba de 10 millones de dosis disponibles y otros 8 millones por llegar. Con este panorama, dada la gran cantidad de población en riesgo, la situación se vuelve más compleja no solo para el país, sino para el mundo.

A lo anterior se le suma la concentración de las vacunas en manos de un pequeño número de naciones, mientras que la gran mayoría, como en el caso de Colombia, tienen que hacer cola en medio de contagios y fallecimientos. Al finalizar el 2020 los países más ricos, que suman el 14 % de la población mundial, habían adquirido el 53 % de la capacidad de producción de vacunas. En ese entendido, a más del 80 % de la población global se le dificulta el acceso a corto y mediano plazo. A pesar de que existe la iniciativa Covax, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para países con renta media o baja esta tiene un enorme retraso tanto por falta de aportes para comprar las vacunas, así como que la India, uno de los principales aportantes, frenó la exportación para uso interno.

En nuestro vecindario las cosas no están mejor. Brasil ya superó los 400.000 fallecidos por el coronavirus. El promedio de muertes diarias es seis veces mayor a la India. Tanto así, que los familiares de las víctimas crean grupos de presión para exigir responsabilidades al gobierno de Jair Bolsonaro. El número de fallecidos se mantiene en una media de más de 2.000 por día y sobrepasó a Estados Unidos en fallecidos por millón de habitantes.

En medio de esta situación en la India y Brasil, la Casa Blanca ha recibido presiones internas y externas para suspender las patentes de las vacunas contra el coronavirus, lo cual permitiría a un buen número de países entrar a producirlas y así suplir la demanda interna. En estos casos, de vida o muerte, el presidente Joe Biden daría un gran ejemplo de solidaridad internacional en un momento en que esta tanto se necesita. Mientras no haya protección para todos, nadie está protegido.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X