Las cuentas vacías de los candidatos

Las campañas en Colombia no se están llevando a cabo con transparencia en cuanto a sus ingresos y gastos. / Foto: Archivo - El Espectador

De poco ha servido el mecanismo creado por ley para que las campañas políticas en todo el país reporten sus gastos e ingresos. Aunque se trata de un método con un propósito esencial para la democracia, el uso que se le está dando deja mucho que desear y demuestra la necesidad de tener un mecanismo más eficiente de control a la plata que se mueve en época electoral.

Desde la resolución 3019 del 2013, el Consejo Nacional Electoral (CNE) estableció la obligación de que todas las campañas políticas en Colombia reporten en tiempo real sus ingresos y gastos a través del aplicativo Cuentas Claras, que permite a cualquier colombiano rastrear quién está financiando a los candidatos y hacia dónde va esa plata. Se trata de una herramienta loable, más en un país donde a menudo los dineros ilegales han intentado sabotear la democracia mediante la financiación de ciertos actores políticos. Sin embargo, lo que estamos viendo es que no está funcionando, ya sea porque las campañas no se toman su responsabilidad en serio o porque no hay mecanismos para hacer cumplir esta tarea.

Según un informe que presentó Transparencia por Colombia la semana pasada, faltando poco más de un mes para las elecciones, solo el 3 % de los candidatos inscritos han rendido cuentas de los gastos de sus campañas.

Las cifras son contundentes: de los 176 candidatos a gobernaciones, 107 no han cumplido; de los 5.186 aspirantes para alcaldías, 4.808 no han cumplido; el 95 % de los candidatos a las asambleas, el 98 % de los candidatos a concejos y el 95 % de los candidatos a juntas administradoras locales ¡no han registrado nada! Hay departamentos como San Andrés, Caquetá y Amazonas donde no se han hecho reportes de ingresos ni de gastos, y en Tolima y Bolívar no se han registrado gastos de campañas. Esto no tiene presentación.

Como contó El Espectador, en Bogotá, donde cada campaña puede gastar hasta $4.172 millones —y donde se ha visto la ciudad inundada de publicidad y actos de los candidatos—, ninguno de los candidatos ha reportado ni la cuarta parte de estos recursos.

Entonces, las campañas en Colombia no se están llevando a cabo con transparencia y los votantes no cuentan con una pieza fundamental de información para tomar su decisión antes de llegar a las urnas. ¿Qué podemos hacer para solucionar el problema?

Ya vimos que a punta de voluntad política no va a cambiar nada. Las campañas son las encargadas de echarse al hombro la herramienta de Cuentas Claras y no lo están haciendo, por lo que tal vez sea necesario implementar medidas de sanción que hagan valer la resolución del CNE.

Estamos de acuerdo con Transparencia por Colombia. Al presentar su informe, la organización dijo que “para avanzar de los discursos de campañas (anticorrupción) a hechos concretos es importante verificar hasta dónde realmente los candidatos están cumpliendo con las obligaciones de rendición de cuentas de sus ingresos y gastos de campañas”. Sin información, eso no se puede lograr. Estamos en una campaña de cuentas vacías y calles llenas de publicidad.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a [email protected].

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Por favor, considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

882374

2019-09-23T00:00:36-05:00

article

2019-09-23T00:15:01-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Editorial

Las cuentas vacías de los candidatos

37

5254

5291

Temas relacionados

 

Siguen las injustas exigencias a Cuba

El diálogo es la única salida para Ecuador