Maratón musical del Pacífico contra el coronavirus

hace 2 horas
Por: Hernán González Rodríguez

Efectos económicos del COVID-19

Los temores a continuación no pasan de ser simples temores, porque los efectos económicos del COVID-19 en el corto, en el mediano y más aún en el largo plazo son imposibles de predecir.

Los efectos inmediatos derivados de las cuarentenas, las restricciones a los viajes, el cierre de los restaurantes y del comercio, la prohibición de reunir a personas y el poder salir a la calle solo con justificaciones plenas se teme que seguramente repercutirán en el aumento de la inflación por la carencia y el acaparamiento de los bienes de consumo por los ciudadanos para enfrentar sus cuarentenas. La solución de las cuarentenas sí resulta ser eficaz, pero no es una solución repetible por tiempo indefinido.

Culpa del coronavirus son las caídas sin precedentes de los precios de las acciones en las bolsas de valores de todos los países. El derrumbe de los precios del petróleo también se inculpa al coronavirus. La guerra entre Rusia y Arabia Saudita por su incapacidad para acordar reducir la extracción del crudo para elevar sus precios en el mercado mundial se originó, así mismo, por culpa del coronavirus.

Los efectos financieros se sentirán en la baja productividad de algunas industrias y en las posibles bancarrotas de empresas del turismo y del transporte aéreo. Algunas empresas no se recuperarán. No pocas personas perderán sus empleos. Y repercutirá el COVID-19, finalmente, en propiciar las recesiones en el mediano plazo de las economías de algunas naciones, de los países en desarrollo en particular.

Algún experto comentaba que el riesgo severo de no recuperarse existe en el 20% de las empresas que operan los restaurantes, los teatros, en los transportes diferentes al de los alimentos, en el comercio en general, en las empresas aéreas, en los floricultores… Riesgo moderado existe en el 5% de las empresas que cultivan alimentos y en las que los transportan. El riesgo bajo existe, por fortuna, para la gran mayoría, integrada por el 75% de empresas como las de la construcción…

La trayectoria del virus es incierta y por tal razón no todo puede inclinarse hacia las fatales crisis descritas, porque científicos de todo el mundo están trabajando en los medicamentos y en la vacuna para combatir la pandemia. Tanto los medicamentos como la vacuna parecen estar en marcha y en firme, pero para emplearlos en humanos tardarán no menos de seis meses.

El problema con los reactivos para detectar la enfermedad, con los medicamentos, los respiradores para tratarla y hasta con la vacuna para prevenirla radica en lo improbable que nos lleguen estos oportunamente al tercer mundo por competencia con los países ricos.

Referencias en Google, digitando: Economic impacts of COVID-19.

911462

2020-03-27T00:00:03-05:00

column

2020-03-27T01:58:52-05:00

jrincon_1275

none

Efectos económicos del COVID-19

32

2814

2846

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Agenda Colombia-EE. UU. contra las drogas

Entrevista al expresidente Uribe

Sobre el aborto

El nuevo comercio: ¿el administrado?

Caperucita Roja