Por: Columnistas elespectador.com

Eficiencia y confianza ciudadana: el gran reto de la gobernabilidad

Uno de los retos de las administraciones es tener instituciones eficientes que ayuden a cumplir las metas de la política pública y a mejorar la vida de los habitantes, algo clave para fijar relaciones de confianza con los ciudadanos. En esta línea, la Veeduría busca identificar factores que ayuden a recuperar esa confianza. La hipótesis es que mayor eficiencia aumenta los resultados de la política pública y, de paso, la confianza ciudadana. Sin embargo, es necesario tener una planeación integral, que permita predecir y controlar los problemas de la implementación de esas políticas.

Al ser la confianza ciudadana un concepto multidimensional, donde los habitantes la afianzan si ven que el Gobierno trabaja para satisfacer sus necesidades, se necesitan estrategias para fortalecer la difusión de las metas y avances de los temas de interés. Una estrategia podría ser incorporar prácticas de transparencia y acceso a la información, con oportunidad y calidad, para que los habitantes tengan elementos para analizar la gestión del Gobierno y de los servidores públicos. Otra sería implementar un servicio de calidad al ciudadano, que dé respuestas a las peticiones ciudadanas en el menor tiempo y brinde soluciones con eficacia, eficiencia y transparencia. De esta forma se mejoraría la comunicación entre los ciudadanos y el Gobierno.

Finalmente, la confianza requiere de corresponsabilidad: potenciar las capacidades de los ciudadanos para tener un rol activo, que mediante el uso de información pública permita realizar actividades de rendición y petición de cuentas sobre los resultados de la política pública, incrementa los niveles de confianza. De manera similar actúa el control social incidente y orientado a la construcción de políticas, donde los ciudadanos se sienten partícipes de las diferentes fases de la gestión pública. A través de mecanismos de participación y control social también se puede mejorar el resultado de las políticas públicas y a la vez la eficiencia de las entidades públicas.

En esta dirección, la Veeduría Distrital viene trabajando activamente con proyectos estratégicos que pretenden hacer un seguimiento a la gestión y resultados de los planes de desarrollo distrital y local; la implementación de herramientas por la transparencia y acceso a la información pública, así como la incorporación de elementos innovadores en la gestión pública que se generarán en el Laboratorio de Innovación para la Gestión Pública Distrital.

* Veedor distrital.

Buscar columnista