Por: Hernán Peláez Restrepo

Ejemplos

Los dos grandes de Argentina, al menos su historia los reconoce así, debían forzar resultados delante de Internacional de Porto Alegre y Chivas de México: ni uno ni otro, contrariando, por supuesto, a quienes armaron el calendario de la Copa Nissan para que uno de ellos se arrimara a la gran final.

Boca debía borrar la ventaja de los brasileños, pero el Internacional de la zona sur del Brasil, tiene más fibra, menos lirismo que equipos de Río de Janeiro y salió a sostener su ventaja, jugando con sentido de ataque, pues entendieron que esperar a Boca en su zona defensiva era un suicidio futbolístico. Con Guiñazú y D’Alensandro y con Nilmar moviendo el sistema defensivo de Boca, podían hacer daño y tanto fue el caso, que lograron mantener no solamente su ventaja, sino que terminaron ofreciendo una grata sesión de fútbol bien jugado, planificado y sin roces, contrario a lo habitual cuando se trata de enfrentamientos entre argentinos y brasileños.

Los de River volvieron a revivir aquel doloroso remoquete de ‘gallinas’. Ganaban con relativa facilidad, donde se pusieron en rápida ventaja de dos goles, con aplaudida actuación de Falcao, quien de paso sembró la duda sobre por qué en la selección no despliega esa clase. En un santiamén, los de Chivas empataron y a pesar de que River atacara con desespero en los últimos diez minutos, no pudo clasificar.

River más que Boca requería avanzar para disimular la flojísima campaña en su campeonato local. Ni una ni otra. Tanto Internacional como Chivas dieron ejemplo de concentración y seguridad para conservar las ventajas conseguidas en los juegos de ida.

Otro ejemplo está en casa. Mientras los técnicos en nuestro campeonato se bambolean en la cuerda floja por los resultados, La Equidad da ejemplo porque ya Alexis García está por completar tres años trabajando en un equipo que conserva bajo perfil, pero no esconde sus pretensiones. Puede llegar a la Copa Nissan si logra superar al Once Caldas en dos confrontaciones y continuar en el grupo de clasificados para conseguir la estrella del clausura. Está en rendimiento y los puntos  así lo señalan, por encima de Millos y Santa Fe. El equipo asegurador ha sido coherente con sus objetivos, dejando trabajar a García sin presiones ni cosas por el estilo y está en la puerta de satisfacciones mayores. Tal vez preocupe y ya hablando del campo futbolístico, que muchos de sus jugadores caen en continuas tarjetas amarillas, es cuestión de transmitirles el mismo Alexis García  parte de su estilo como jugador que fue.

89012

2008-11-07T23:14:00-05:00

column

2008-11-07T23:17:18-05:00

ee-admin

none

Ejemplos

8

2609

2617

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Amistosos y...

Realidades

Convocatoria

Qué pasa

Siempre que llovió...